Portada del sitio > Educación para el desarrollo > Noticias > SEMINARIO RESOLUCION 1325 MALAGA

SEMINARIO RESOLUCION 1325 MALAGA

Jueves 15 de diciembre de 2011


Realizamos este Seminario sobre la Aplicacion de la R1325 en el marco de las acciones de Educación para el Desarrollo que desde este departamento organiza IEPALA. Entendemos la EDUCACION PARA EL DESARROLLO como un proceso de información, formación y aprendizaje participativo, crítico y progresivo, con una clara finalidad ética y política dirigida, hacia el interior de nuestras sociedades, para poner en marcha procesos que contribuyan a tomar conciencia y ayuden a “dar respuesta” coherente a la desigualdad estructural y las injusticias del mundo actual. Entendemos que nuestra función consiste en: Facilitar el análisis y reconocimiento de la complejidad e interdependencia de la Realidad social Mundial. Activar la ‘razón’, el sentido y la acción ante la situación y las exigencias de transformación social, con la superación de prejuicios y la relativización de verdades absolutas...y apertura de diálogos... Y nuestra principal preocupación es analizar, desentrañar y comprender las causas que producen el desarrollo y el subdesarrollo en el sistema mundial, antes que intentar paliar sus efectos; de este modo queremos evitar las respuestas provocadas por meros impulsos emocionales. Por eso nuestro modo de intervención no es “la campaña publicitaria de sensibilización” dirigida a la opinión pública en general, sino los procesos formativos en general y a partir de grupos definidos para ir creando ciudadanía global en el continuo de trabajo de educación para el desarrollo-solidaridad política.

Bajo estas premisas hemos organizado este Seminario que queremos que sea un espacio de análisis critico y sobre la participación de la mujeres en procesos de de conflictos armadas y de construcción de paz.

Han pasado ya mas de 10 años desde de la aprobación por la NNUU de la resolución 1325 que de manera más específica, Insta al Secretario General de la ONU y a los Estados miembros a garantizar un aumento en la representación de las mujeres en todos los ámbitos de construcción de la paz, incluyendo la prevención, la gestión y la resolución de los conflictos. Expresa la voluntad del Consejo de Seguridad de incorporar la perspectiva de género en las operaciones de mantenimiento de la paz. Pide a todos los actores involucrados en unas negociaciones de paz la inclusión de la perspectiva de género en los acuerdos de paz. Llama a todas las partes involucradas en los conflictos a la adhesión al derecho internacional, el fin de la impunidad y la adopción de medidas para proteger a las mujeres. Alienta a considerar las necesidades de las mujeres y las personas dependientes en los procesos de Desarme, Desmovilización y Reintegración. Expresa la voluntad de garantizar que las misiones del Consejo de Seguridad de la ONU tengan en cuenta la dimensión de género y lleven a cabo interlocuciones con los grupos de mujeres locales e internacionales.

16 países han aprobado planes de acción nacionales desde el año 2000: Austria, Bélgica, Chile, Côte d’Ivoire, Dinamarca, España, Finlandia, Holanda, Islandia, Liberia, Noruega, Portugal, Reino Unido, Suecia, Suiza y Uganda; varios países están preparando planes de acción sobre la 1325: Argentina (que cuenta con un plan de acción para el ámbito de la defensa), Australia, Burundi, El Salvador, Francia, Irlanda, Nepal, Nueva Zelanda, Pakistán, Republica Democrática del Congo, Rwanda, Sierra Leona, Sudáfrica y Timor-Leste. Liberia fue el primer país en situación posbélica que adoptó un plan de acción nacional. En este sentido es importante también destacar los planes de Côte d’Ivoire, también en fase posbélica, y de Uganda, en situación de conflicto armado . En el ámbito de Naciones Unidas, después de la aprobación de la resolución 1325 se han llevado a cabo diferentes iniciativas, que incluyen la publicación de informes y estudios, la adopción de planes de acción, la creación de grupos de trabajo y de coordinación de las diferentes entidades de Naciones Unidas involucradas. En lo que respecta a la sociedad civil internacional, el acento se ha puesto fundamentalmente en el seguimiento de la implementación de la resolución y en la difusión de su contenido promoviendo el debate y la reflexión de manera

Pero queda mucho por hacer y mucho que retos por abordar especialmente para incrementar la participación de las mujeres en procesos de construcción de paz. Y esto es lo que en este seminario queremos analizar y discutir.