Portada del sitio > Educación para el desarrollo > Noticias > INFORME POLITICA COOPERACION DE COMUNIDADES AUTONOMAS 2012

INFORMES DE LA COORDINADORA

INFORME POLITICA COOPERACION DE COMUNIDADES AUTONOMAS 2012

Miércoles 25 de abril de 2012


La Cooperación al Desarrollo de los gobiernos autonómicos y locales nació y se ha consolidado de la mano de las organizaciones sociales. El origen de esta política en España responde directamente a una demanda social de solidaridad que se inició en los años 90 con la petición de muchas personas, organizaciones y movimientos de la sociedad civil para que España destinara el 0’7% de su PIB a Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). El amplio respaldo social manifestado hizo entender a las administraciones Autonómicas y locales, más cercanas a la ciudadanía, que este tema era importante para la población y, por tanto, debía ser importante también para las administraciones públicas. La Cooperación al Desarrollo que realizan las Comunidades Autónomas (en adelante CCAA) y las Entidades Locales (EELL) en España se conoce como Cooperación descentralizada. A pesar de las notables diferencias que existen entre Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, Diputaciones, Cabildos, etc y a lo interno de cada una de estas estructuras de gobierno, la Cooperación descentralizada tiende a considerarse como un todo homogéneo. Esta heterogeneidad se refleja en los modelos de Cooperación Autonómica (estructuras administrativas e instrumentos de gestión, volumen y destino de la AOD, etc), en su evolución y en la diferente implicación y participación de la sociedad civil en el diseño y ejecución de la política de Cooperación. El contexto en el que se desarrolla este informe desde el punto de vista económico y político es muy preocupante para la Cooperación Autonómica. En los tres últimos años y con la excusa de la crisis, estamos asistiendo a un debilitamiento progresivo de las políticas públicas de solidaridad que las Comunidades Autónomas realizan desde la década de los años 90. Al momento de publicar este informe, la AOD Autonómica en 2011 había alcanzado los 328 millones, 60 millones menos que en 2010, lo que supone un descenso del 15%. Las cifras que se manejan sobre 2012 reflejan un escenario de 266 millones de AOD Autonómica, lo que supone un recorte acumulado de cerca de 180 millones desde 2009, cuando las CCAA sumaron 446 millones de euros destinados a AOD. Además, “otras nuevas formas de recortes” ponen en peligro el sistema de Cooperación Autonómica: retrasos de hasta dos daños en pagos de subvenciones ya concedidas, negativa a abonar segundos plazos de proyectos aprobados, requerimientos injustificados para la devolución de fondos ya concedidos, etc. A esta situación se añade el debilitamiento que están sufriendo las estructuras de algunas Administraciones Públicas Autonómicas, que se materializa en la supresión de Consejerías y Direcciones Generales responsables de la política de Cooperación, y que constituye una pieza más del grave y alarmante retroceso al que estamos asistiendo. El presente informe se dirige al conjunto de actores de la Cooperación Autonómica, y pretende ser un análisis de la política de Cooperación al Desarrollo que realizan las Comunidades Autónomas, desde la perspectiva de las ONGD como actor fundamental en la planificación, seguimiento y ejecución de la misma. Las conclusiones que aquí se presentan, tienen como objetivo, servir de insumo para el debate sobre el modelo de Cooperación Autonómica, que en la actualidad y debido en parte, a la crisis económica, está cobrando mucha fuerza.

La estructura del Informe consta de tres bloques: El primer bloque aborda las características y capacidades de las estructuras político-administrativas ››que desarrollan la política de Cooperación en las CCAA y el marco jurídico en que se desarrollan. El segundo bloque presenta el modelo de Cooperación y Educación para el Desarrollo que las CCAA ››desarrollan. El tercer bloque describe cómo es la gestión de la política de Cooperación y Educación para el ››Desarrollo.