Contexto y antecedentes

Contexto y antecedentes

El contexto

El proyecto abarca dos zonas de trabajo: 10 comunidades de Cangahua, 1 en Juan Montalvo, de Cayambe, provincia Pichincha y dos comunidades en Ambato - Tungurahua.

La zona del proyecto está caracterizada por un alto nivel de pobreza, en Cayambe la incidencia de la pobreza de consumo llega al 79,1 % y la pobreza por necesidades básicas insatisfechas alcanza un 70%, la tasa de riesgo de mortalidad infantil es de 80,9%. El déficit de servicios residenciales básicos es de 69,7% y el hacinamiento cubre el 32% de los hogares.

Tomando en consideración el índice de vulnerabilidad social que llega al 71,5, uno de los problemas más importantes según datos del PNUD y recogidos en el SIISE1 es la desnutrición crónicas que tienen los pobladores de Cayambe que alcanza a 62,9%.

De igual manera la pobreza y la marginación afectan al 72,80% en el Cantón Ambato, sobre todo a grupos de indígenas y pequeños campesinos que habitan desde la misma periferia de la ciudad hasta las cumbres del Carihuairazo.

Todo esto indica las difíciles condiciones en las que sobreviven las comunidades indígenas de Cayambe y Ambato. A pesar de lo anterior, una de las potencialidades del sector indígena es su organización comunitaria y la capacidad de juntarse para resolver y en conjunto algunas de sus dificultades, para ello aportan fundamentalmente mano de obra y cuotas monetarias de acuerdo a sus posibilidades financieras, de esta manera se han construido escuelas, caminos, centros de salud, sistemas de riego y también de agua de consumo humano. Esta potencialidad se aprovechará para la presente propuesta, además de los conocimientos de construcción que tienen algunos comuneros.

Antecedentes

Luego de haber conseguido del Consejo Nacional de Recursos Hídricos los derechos de aprovechamiento de agua, de haber intentado que entidades estatales y privadas les atiendan sus requerimientos de agua potable y a partir de las necesidades sentidas por la población los dirigentes de cada una de las comunidades han formulado una solicitud a IEDECA para que se les apoye tanto en la elaboración de los estudios correspondientes como para conseguir el financiamiento necesario.

Por una parte, 2 solicitudes (COINCA y Pucará) han sido formuladas para rehabilitar y ampliar los sistemas existentes, captando nuevas fuentes, ya que tenían déficits y tenían que racionar el agua a toda la comuna y algunos sectores de las comunidades no tenían cobertura. Y por otra parte las restantes 6 solicitudes se hicieron para sistemas nuevos. Con participación de ellos se han recorrido las comunidades y realizado las respectivas inspecciones a las fuentes de agua para realizar los estudios. Cabe señalar que este grupo de comunidades forman parte de las dos zonas de intervención de IEDECA desde su fundación y se mantiene un contacto permanente porque son beneficiarios de los otros proyectos ejecutados por la institución. En este sentido, existe una forma de trabajo compartido en la cual las comunidades aportan fundamentalmente con mano de obra y el proyecto con materiales, transporte, dirección técnica, etc.

Cabe señalar que 7 de las 13 comunidades ya tienen experiencia en la construcción y mantenimiento de sistemas de agua potable de manera colectiva, ya que han solicitado que se amplíe y rehabilite sus respectivos sistemas.