Contexto y antecedentes

Contexto y antecedentes

Contexto

Desde octubre del 2008 se cuenta con una nueva Constitución. Si bien su texto refleja avances en diferentes ámbitos como soberanía alimentaria, desarrollo no extractivista, plurinacionalidad e interculturalidad, derechos de la naturaleza, las leyes correspondientes, unas pocas ya aprobadas y las que se encuentran en proceso de formulación, reflejan las fuertes contradicciones que vive el país.

Existe una mayor inversión pública en servicios básicos pero aún siguen siendo altos los índices de pobreza y marginación, sobre todo en las zonas rurales. Asimismo, existe una redistribución muy inequitativa del ingreso. En cuanto a políticas agrarias y ambientales prácticamente no se ha generado algo importante para favorecer la situación de los pequeños productores. Sucede lo mismo, con el acceso a la tierra y al agua. En cuanto a la agroecología, tampoco ha habido un apoyo, aunque se exceptúan las iniciativas de compras públicas a este sector de agricultores. A nivel internacional, asistimos a una crisis económica que incrementó el número de pobres que sufren hambre siendo una buena parte los que viven en comunidades rurales (FAO 2009, CEPAL 2008).

En lo que tiene que ver con el cambio climático se evidenciaron las dificultades para llegar a acuerdos en firme por parte de los países que producen la mayor cantidad de emisiones.

Finalmente, en lo que concierne a la producción agroecológica, cabe señalar la tendencia de un mayor número de población al consumo de productos sanos que favorece iniciativas de productores en los mercados locales y en el mercado internacional. Las comunidades de la región andina del sur del país, donde se pretende trabajar con el proyecto, enfrentan situaciones complejas como el deterioro de los recursos naturales, excesivo fraccionamiento de la propiedad de la tierra, así como alta emigración hacia otras regiones y a otros países.

Antecedentes

El proyecto trabajará con organizaciones de base y de segundo grado, así, la Red Agroecológica del Loja, agrupa a varias asociaciones de productores. Otras están conformadas por agricultores de varias comunidades que se han asociado como es el caso de la Mushuk Pakarina, mientras que el resto intervendrán directamente como organizaciones de base. Son pequeños productores con superficies inferiores a 2 hectáreas, que se trabajan, principalmente, para el autoconsumo y ciertos excedentes para el mercado. La mano de obra requerida es fundamentalmente familiar. El campo está altamente feminizado y envejecido por la migración de hombres.

En mayor o menor medida realizan prácticas agroecológicas en sus fincas. Sin embargo, la mayoría aún se encuentran en transición y ello se debe a muchos factores: carencia de riego, falta de abonos y manejo de los suelos. Estas familias impulsan iniciativas de mercado local para evitar la intermediación y mejorar los ingresos vendiendo directamente al consumidor. Son ferias en las que participan grupos de productoras que se realizan semanalmente. Se identifican por ser ferias agroecológicas y vienen trabajando en el establecimiento de sistemas participativos de garantía ( APG) lo que les ha permitido un diálogo con los gobiernos locales. Estas ferias requieren apoyos en varios aspectos para consolidarse.

Además participan en las mesas de mercados locales (16 organizaciones del país) y agrobiodiversidad (25 organizaciones), que se reúnen cuatrimestralmente. Allí se han definido temas y estrategias para la incidencia política en las leyes que se formularán como las de semillas, la de economía solidaria, la de tierras, etc. La CEA es fundadora del Movimiento Agroecológico de Latinoamérica, MAELA y actualmente desempeña el cargo de la Coordinación Andina y trabaja con otros países en los temas de agrobiodiversidad y mercados locales que es necesario fortalecer.