El proyecto

El proyecto

El proyecto se desarrollará en beneficio de 1301 niñas, niños, y adolescentes, 44 profesoras/es y 129 padres y madres de familia directivos de 3 juntas escolares que asisten a 3 unidades educativas y 1 centro de formación sociolaboral. Son familias de origen migrante rural que habitan en 12 barrios periurbanos del Distrito V de la ciudad de Sucre, considerados en cinturón de pobreza, superior al 75%. La pobreza de estas familias se debe en gran parte a su propio origen de migración, ya que provienen en un 87% del Norte de Potosí y Chuquisaca, una de las regiones rurales más pobres de Bolivia y Sudamérica.

A pesar de llevar un par de años ya de vida en la ciudad, la pobreza permanece por problemas de exclusión social, al no existir políticas y posibilidades claras de orientación y asentamiento de fenómenos migratorios. En este sentido, el proyecto trabaja con el grupo etáreo más vulnerable que es la infancia y adolescencia, en búsqueda de una inclusión más equitativa en cumplimiento del derecho básico a la educación, en el sistema público. A lo largo de 24 meses el proyecto persigue que en el Distrito periurbano V de la ciudad de Sucre, disponga de un sistema educativo pertinente y de calidad que incluye y da acceso equitativo a niños, prioritariamente niñas, y adolescentes migrantes rurales.

De manera concreta, se disminuirán los casos de deserción y de fracaso escolar, con acciones de sensibilización, organización y apoyo educativo cualificado y se incluirá al sistema el acceso a la educación alternativa sociolaboral al Bachillerato Técnico y Humanístico, con el fortalecimiento en equipamiento y una mejor propuesta curricular, que será acreditado por el Ministerio de Educación. Asimismo, se mejorará la participación y control social de los padres y madres de familia al sistema educativo organizados en juntas escolares, con el desarrollo de herramientas y nuevos conocimientos. De manera complementaria, se mejorará la práctica docente en aula, a través de nuevos procesos pedagógicos y de gestión adecuados a la realidad migrante de los/as alumnos/as. En todas las actividades metodológicamente se tranversalizarán principios de inclusión social por el tema migración, el enfoque de derechos, género, medioambiente y un enfoque fuerte de respeto a la diversidad cultural, considerando el origen indígena y campesino de los mismos alumnos/as y familias, tanto en aula como en acciones extra aula. Por otro lado, se han previsto criterios de sostenibilidad vía desarrollo de capacidades humana (apropiación) e institucionalización de las acciones en el mismo sistema educativo. Para ello, contaremos con entidades participantes como la Dirección Departamental de Educación y el Gobierno Municipal de Sucre.