Sucre

El analfabetismo y la pobreza son factores, van dados de la mano. El acceso a una educación de calidad, es un privilegio que muy pocos personas pueden disfrutar. Este sueño se convierte en inalcanzable si nos referimos a personas migrantes (sobre todo a mujeres y las niñas) que viven en una situación de discriminación social, político y económica dentro de la propia sociedad en la que conviven. Con el fin de poder incluir a este amplio sector que vive en la ciudad de Sucre, IEPALA ha ideado junto con NORSUD, el proyecto "Fortalecimiento del Sistema público de educación en la periferia de la ciudad de Sucre para la inclusión y acceso equitativo de niñas/os migrantes". La intervención, financiada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), se dirige a 1301 niñas, niños, y adolescentes, 44 profesoras/es y 129 padres y madres de familia directivos de 3 juntas escolares que asisten a 3 unidades educativas y 1 centro de formación sociolaboral. Son familias de origen migrante rural que habitan en 12 barrios periurbanos del Distrito V de la ciudad de Sucre, considerados en cinturón de pobreza, superior al 75%. La pobreza de estas familias se debe en gran parte a su propio origen de migración, ya que provienen en un 87% del Norte de Potosí y Chuquisaca, una de las regiones rurales más pobres de Bolivia y Sudamérica

Ver más sobre el proyecto >>