Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > América del Sur > Convenios > Convenio Regional en América del Sur > Reconocimiento del derecho al territorio de los indígenas guaraníes

Bolivia

Reconocimiento del derecho al territorio de los indígenas guaraníes

16 de abril de 2012
JPEG - 53.9 KB
Foto: AECID

El pueblo guaraní reivindica el derecho a la “libre determinación” –reconocido por el Convenio Nº 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes y la Nueva Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia- en base a la cual demanda la reconstitución territorial como vía para desarrollar la vida comunitaria y reproducir su cultura según sus normas y procedimientos propios.

La expropiación de tierras y posterior entrega al pueblo guaraní en Bolivia comenzó en 2011, con un momento histórico en la democracia boliviana, al ser expropiada la hacienda “El Carmen”, de 846 hectáreas, ubicada en el municipio de Huacareta en Chuquisaca. En la actualidad 20 familias guaraníes viven asentadas en este territorio construyendo una nueva comunidad denominada “Sararenda” con el apoyo del Consejo de Capitanes de Chuquisaca (CCCH).

Estas intervenciones se enmarcan en el convenio que la AECID mantiene con la ONGD Iepala de Fortalecimiento de capacidades humanas e institucionales de las poblaciones indígenas guaraníes y afro descendientes, altamente vulnerables a situaciones de violación de derechos humanos y violencia de género, en Paraguay, Bolivia, Colombia y Ecuador.

Las acciones que se realizan en Bolivia a través de este convenio van encaminadas al desarrollo en mujeres y hombres guaraníes de capacidades de negociación y defensa de los derechos humanos, al fortalecimiento del liderazgo del Consejo de Capitanes de Chuquisaca (CCCH), CAP y la APG (Asamblea del Pueblo Guaraní) en el ejercicio de los derechos del pueblo guaraní; el apoyo técnico/jurídico a las demandas históricas de tierra y territorio del pueblo guaraní; la creación de propuestas comunitarias de política pública sobre los derechos colectivos; y la difusión y visibilización de las situaciones de vulneración y violación de derechos humanos y de género, individuales y colectivos, que afectan al pueblo guaraní en Bolivia.

La apuesta por los derechos de los pueblos indígenas, en el marco de este convenio, se traduce en mayores oportunidades y capacidades de la población guaraní a la hora de ejercer y exigir el reconocimiento de sus derechos. Ello repercute en el cumplimiento de los tratados internacionales de derechos de los pueblos indígenas de los cuales son signatarios tanto España como Bolivia. Asimismo resulta directamente en una mejora de las condiciones de vida del pueblo guaraní y en definitiva en su desarrollo social, comunitario, político y cultural como pueblo indígena.

Fuente original: AECID