Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > América del Sur > Convenios > Convenio Regional en América del Sur > Puesta en marcha de un fondo para proteger a defensores de Derechos (...)

Mecanismos de protección

Puesta en marcha de un fondo para proteger a defensores de Derechos Humanos

21 de diciembre de 2011

En el marco de un convenio regional que IEPALA tiene junto con otras organizaciones socias en Colombia, Ecuador, Bolivia y Paraguay, se ha creado el Fondo Nacional de Protección y Defensa a Defensores/as de Derechos Humanos. Nace con el objetivo de apoyar y proteger a los defensores/as por medio de una serie de una serie de mecanismos de protección.

*Gabriela y Nora (México), Alexandra (Colombia), Mohamed (Sudán), Gamal (Egipto), Pascal(República Democrática del Congo), Oksana (Rusia), Alicia (España), Mario José (El Salvador), Amal (Palestina), Jeanne (Ruanda)... Cada uno de ellos/as se levantan cada mañana con un objetivo: defender los derechos humanos. Estas denuncias constantes, las cuales en muchas ocasiones, van en contra de los intereses políticos y económicos de gobiernos y multinacionales, ponen en peligro la vida de quienes se atreven a enfrentarse con “cuerpo y alma” para defender los derechos de otras personas. Amenazas, hostigamientos, acoso, asesinatos, desapariciones, hostigamientos, vigilancia, intimidación y exilio son algunas de las situaciones a las que están expuestos los defensores de derechos humanos.

En este contexto en el que viven los defensores/as se hace cada vez más necesario la aparición de mecanismos de protección. A partir de esta necesidad, IEPALA (Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África) junto con la articulación de organizaciones socias de defensa y promoción de los DD.HH en Colombia, Ecuador, Bolivia y Paraguay, crean el Fondo Nacional Protección y Defensa a Defensores /as de Derechos Humanos. El presente instrumento pretender apoyar a los defensores, así como garantizarles el acceso a las garantías constitucionales de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El Fondo se concibe en el marco del Convenio “Fortalecimiento de capacidades humanas e institucionales de las poblaciones indígenas guaraníes y de afrodescendientes, altamente vulnerables a situaciones de violación de derechos humanos y violencia de género, en Paraguay, Bolivia, Colombia y Ecuador, con posibles acciones en otros países de la zona”, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).


Un fondo, varios países

Según ha documentado Amnistía Internacional, América Latina es la región del mundo donde se registran más homicidios de defensores/as de derechos humanos. Desde esta perspectiva, el Fondo Nacional Protección y Defensa de los Derechos Humanos, funcionará en Ecuador, Bolivia, Colombia y Paraguay. En este sentido, cada país determinará para que tipo de acciones se destinarán los recursos económicos. En la actualidad, solamente Paraguay y Colombia tienen activo dicho mecanismo.

En el caso de Paraguay, el Fondo es implementado por la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY), red que engloba a 30 organizaciones de la sociedad civil que tienen en común la preocupación y defensa los Derechos Humanos en distintos ámbitos. En casos graves, CODEHUPY realiza denuncias y presenta acciones judiciales sobre la violación de Derechos Humanos a escala nacional, ante el Sistema de Naciones Unidas y el Sistema Interamericano.

La CODEHUPY e IEPALA han determinado que el Fondo puede cubrir gastos de asistencia de defensores de DDHH en la Corte Interamericana, y alimentación, movilización , desplazamiento de aquellos que están amenazados de muerte. A todo ello hay que añadir que corre con los gastos de ayuda jurídica. Además, este mecanismo de protección está destinado a defensores/as de DD.HH., que prioritariamente defienden aspectos relacionados a los territorios y casos de violación de DDHH.

Para acceder a este Fondo se tiene que llevar a cabo a través de la CODEHUPY. Esta organización recepcionará y valorará junto con IEPALA, las solicitudes de apoyo. Para ello, se ha propuesto un sencillo formulario disponible en la web de CODEHUPY (www.codehupy.org) donde se especifican los gastos elegibles y la modalidad de justificación. Las solicitudes se pueden presentar durante todo el año y se tramitan de manera permanente.

Mientras tanto en Colombia ya se ha pasado de la teoría a la práctica y se ha comenzando a actuar en la defensa y protección de las comunidades afrodescendientes. Durante el año 2011, el líder afrodescendiente Manuel Antonio Garcés Granja, candidato a la alcaldía de López de Micay, había recibido varias amenazas de muerte para que se retirase de los comicios electorales. Frente a este hecho, la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz recurrió a los recursos del Fondo para que Manuel Carcés se pudiera desplazar a la sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en Washington (Estados Unidos). El objetivo era mantener una reunión con miembros de la institución y conseguir que se haga un seguimiento a las medidas de protección (ya otorgadas con anterioridad por la Corte Interamericana), así como una evaluación sobre el cumplimiento por parte de El Estado Colombiano.

Esta iniciativa se une a la campaña “DECLÁRATE” lanzada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en junio de 2011 en México, para visilibilizar la importante y legítima defensa que hacen los defensores de los derechos humanos. A través del “eslogan” se invita a la población a declararse a favor de estas personas que se juegan la vida cada día, porque “si las y los defensores de derechos humanos tienen que defenderse a sí mismos, no podrán defender a nadie más.”



* Los nombres que aparecen aquí provienen de una exposición que Amnistía Internacional realizó sobre Defensores de Derechos Humanos en el mundo. Ir a fuente original