Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > América del Sur > Convenios > Convenio Regional en América del Sur > "Presidente Lugo tiene en sus manos el cumplimiento de la Sentencia de la (...)

Restitución de tierras en Paraguay

"Presidente Lugo tiene en sus manos el cumplimiento de la Sentencia de la CIDH"

1ro de junio de 2012

“El presidente de la República puede concretar la devolución de una parte de nuestro territorio ancestral. Él tiene en sus manos el cumplimiento de la Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condenó al Paraguay por la violación de nuestros derechos comunitarios. El Estado tiene ahora disponible los fondos para la compra de las tierras, el propietario está interesado en vender su propiedad pero antes necesita conversar personalmente con Lugo” explicó Carlos Marecos, líder de la comunidad Sawhoyamaxa.

Añadió que en el lunes pasado se realizó una reunión del que participaron Heribert Roedel, representante de las empresas que ostentan los títulos de propiedad de la fracción de terreno reivindicada por la citada Comunidad Enxet, los líderes de Sawhoyamaxa, su abogado, y representantes del Instituto Paraguayo del Indígenas (INDI).

Durante ese encuentro, Roedel explicó que antes de avanzar en las negociación con el Estado quiere conversar personalmente con el Presidente Lugo, cuestión que aún no se ha concretado.

“El propietario nos dijo que venderá al Estado parte de su tierra, que es parte de nuestro territorio ancestral, tal como lo establece la sentencia, pero antes quiere hablar con Lugo. Una vez que converse con el presidente va a firmar el documento de venta y de esa manera nosotros vamos a recuperar lo que es nuestro y que el Estado paraguayo está obligado a entregarnos. Le pedimos al Señor Presidente que luego de regresar al país, el próximo 2 de junio, convoque de una vez por todas a Roedel para resolver este caso” indicó el líder Enxet.

Delitos ecológicos

Mientras las negociaciones se llevan a cabo, las tierras ancestrales negociadas están siendo arrasadas. Miembros de esta Comunidad Enxet, mencionaron que la semana pasada, tras haber denunciado que contratistas habían entrado y estaban sacando postes de maderas antiquísimas, se realizó una intervención del Ministerio Público dentro de las tierras reivindicadas, mediante orden judicial. El líder, Carlos Marecos, señaló que una comitiva de Delitos Ecológicos del Ministerio Público, encabezada por el fiscal del ambiente abogado Marcos Benítez, realizó una inspección de las tierras donde se estaba realizando la extracción de maderas en forma ilegal.

“Desde hace meses estamos denunciando la destrucción de los bosques ubicadas en las tierras que reivindicamos, tarea ejecutada por empleados de la estancia Loma Pora, propiedad de Heriber Roedel. Ahora, finalmente intervino el fiscal Benítez que comprobó nuestras denuncias” dijo el líder de Sawhoyamaxa.

Asimismo, el abogado Paniagua explicó que durante el allanamiento realizado en los potreros Santa Elisa y Michí que forman parte de la estancia Loma Pora y de la reivindicación de la comunidad, se pudo constatar la extracción de maderas. Ante este hecho, el fiscal de delitos ecológicos inició la investigación del caso y convocó una audiencia para la próxima semana al ganadero Roedel, así como a Modesto Guggiari, administrador de la citada estancia.

“En la denuncia que presentamos ante el Ministerio Público mencionamos que los responsables de la firma Liebig, propietaria de la estancias Loma Pora, están violando las medidas de no innovar que pesan sobre las tierras reivindicadas por los indígenas” explicó finalmente el abogado Paniagua.

Cabe resaltar, que posterior a la intervención estatal, la comunidad comunicó que las actividades de desmonte fueron intensificadas, haciendo caso omiso a la prohibición de esta actividad.

Un poco de historia

Hace más de dos décadas, más de 100 familias miembros de la comunidad Sawhoyamaxa, que pertenecen al pueblo indígena Enxet Sur, se encuentra reivindicando sus tierras ancestrales al costado de la ruta Rafael Franco en precarias condiciones de vida. En el año 2006, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condena al Estado paraguayo por la violación de los derechos a esta comunidad, indicando que debía restituir sus derechos. El año pasado, en el marco de supervisión de sentencias realizado en San José de Costa Rica, el Estado paraguayo, quien ha sido sentenciado tres veces en relación a pueblos indígenas, se lo terminó caracterizado como “prófugo de la justicia” por el incumplimiento de las imposiciones del tribunal internacional. Hoy, con un panorama favorable, antes nunca alcanzado, la comunidad Sawhoyamaxa sigue dependiendo de la voluntad política de una persona.

Ir a fuente original