Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > América del Sur > Convenios > Convenio Regional en América del Sur > Organizaciones paraguayas se suman a las protestas realizadas por el caso (...)

Denuncia

Organizaciones paraguayas se suman a las protestas realizadas por el caso Bonzi

23 de enero de 2012

La Asociación Americana de Juristas (AAJ), junto con otras entidades de DDHH de Paraguay han escrito una carta a Liliana Valiña, asesora en Derechos Humanos en la oficina del Coordinador residente de la ONU en Asunción, para denunciar la destitución del Juez Gustavo Bonzi por parte Jurado de Enjuiciamiento de Magistrado (JEM). A continuación les reproducimos el escrito:

Tengo el agrado de dirigirme a usted en mi condición de Miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Americana de Juristas (AAJ) con status consultivo ante la ONU  con el objeto de solicitar sus buenos oficios ante el Relator Especial de la ONU para la independencia de Jueces y Abogados para que tome intervención  en el caso de la INJUSTA destitución del Juez Gustavo Bonzi, abrupta  decisión inconstitucional.  Se trata de un asalto a la razón. Detrás de un formalismo jurídico se pretende esconder una NOTORIA INJUSTICIA.  La resolución del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrado (JEM) es tan monstruosa que  cuesta trabajo adjudicársela a unos juristas que bien vale ser objeto de una tesis universitaria  que pudiera ayudar a esclarecer la obsecuencia y mediocridad de nuestro actual Jurado en democracia.   Tanto la Asociación Americana de Juristas (AAJ), como la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY), Capítulo Paraguayo de la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD), respecto a la destitución del juez Gustavo Bonzi manifiestan  lo siguiente:

1. Consterna  la noticia de su destitución por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM). Esta decisión acredita una vez más la falta de independencia que degrada la actuación de los órganos jurisdiccionales del Estado, falencia que viene siendo denunciada desde hace años en los informes de nuestra Coordinadora y por muchos sectores que aspiramos a un país con justicia.

2. La decisión del JEM es inconstitucional. No se puede ser juez y parte en una causa. En este caso, por su sola decisión y sin denuncia, sin escuchar al Magistrado acusado, el JEM decidió enjuiciar y pedir la suspensión de quien desde luego hoy resulta destituido por quienes desde un principio se anticiparon como sus verdugos. En consecuencia, para la sociedad civil  el JEM  está en el banquillo de los acusados.

3. El  JEM, desde el inicio de este conflicto fue incapaz de reconocer que quienes hicieron mal su trabajo fueron los Fiscales y Fiscalas asignados al caso. Ante un delito  tan grave como el secuestro del señor Luis Lindstron, el Ministerio Público presentó una acusación sin relato circunstanciado del hecho que atribuía a las personas acusadas, sin explicar sus fundamentos y sin ofrecer pruebas del modo en que estaban obligadas por ley, para que el juez pudiese abrir un juicio que responda a los mandatos de la razón y de la Constitución Nacional.

4. El JEM castigó al  Juez  que tuvo el coraje  de pronunciarse diciendo que  no puede abrirse un juicio sin que el acusador explique por qué conducta concreta se juzgará a los acusados. Bonzi dijo con acierto que : nadie puede defenderse y ser juzgado por algo que no conoce. Suponemos que su  error fue mas bien político, no jurídico. El Juez reveló la arrogancia e ineficiencia de un sistema persecutorio penal que gasta millones en policías y fiscales incapaces de traer con acusaciones y pruebas concretas a una banda de criminales que debe ser procesada y juzgada conforme a nuestras leyes. Esta inoperancia se hizo críticamente visible tras dos declaraciones de estado de excepción que no sirvieron para nada, lo que hoy busca ocultarse con esta destitución.

5. Los miembros del JEM se hacen así cómplices de la impunidad que protege al EPP y a muchas otras bandas de delincuentes que  utilizan como pretexto para estigmatizar nuestra tarea, judicializan  sin fundamentos que en el fondo es una forma de hostigamiento y amedrentamiento a defensores/defensoras de Derechos Humanos. Optan por fundarse en rumores y abandonar el estado de derecho; usan la destitución del juez Gustavo Bonzi para hacer creer que se hace algo, cuando en realidad no quieren develar la inoperancia y protegen la ineficiencia investigativa que nos deja en manos de la delincuencia organizada. So pretexto de mano dura, fomentan la arbitrariedad, la mediocridad investigativa fiscal y revelan la poca preparación jurídica y política para cumplir con la alta función que les asigna la Constitución. Repudiamos la actuación del JEM y nos avergonzamos de quienes lo integran y de sus asesores., nostálgicos de la dictadura. Como es de publico conocimiento los funcionarios judiciales y represores de la dictadura pasaron a ser luego funcionarios de la democracia.

6. Hacemos un llamado a la magistratura del país, donde quedan personas honorables que hoy sufren este mensaje de terror. Les pedimos que no depongan su obligación de proteger los derechos humanos de las personas procesadas; de exigir a Fiscales y Fiscalas investigaciones serias que permitan sancionar con certeza a quienes resulten responsables de delitos y crímenes. Les pedimos que no se dobleguen ante esta injerencia que pretende hacerlos esclavos del designio de poderosos y no la Constitución y las leyes.

7. Expresamos nuestra solidaridad al Juez Gustavo Bonzi, quien por defender los derechos humanos hoy es víctima de la arbitrariedad y la irracionalidad estatal que se promueve y defiende desde el JEM, a través de sus integrantes y asesores posiblemente ,quizás ,tal vez,  testaferros de los poderosos.

Una  vez mas la JEM  nos hace sentir todo el peso de la injusticia y no podemos  permanecer como expectadores  por eso solicitamos la presencia “in loco” del Relator Especial de la ONU PARA LA INDEPENDENCIA DE JUECES Y ABOGADOS.

Le saludo con mi mas alta y distinguida consideración.