Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > América del Sur > Convenios > Convenio Regional en América del Sur > Organizaciones internacionales muestran su posición sobre la situación de los (...)

Carta abierta

Organizaciones internacionales muestran su posición sobre la situación de los DDHH en Paraguay

24 de septiembre de 2013

Lic. Horacio Manuel Cartes Jara Presidente Constitucional de la República de Paraguay

18 de Septiembre 2013

Sr. Presidente:

Nos dirigimos a Ud. para expresarle nuestra preocupación por la situación relacionada con el postergado problema de la tierra en Paraguay y las personas caídas en el proceso de reivindicación del acceso a la tierra, sean éstos campesinos, policías u otros actores involucrados en este contexto.

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) condenó el 29 de Agosto 2013 la serie de episodios de asesinatos de líderes campesinos en Paraguay1. Entre ellos defensores de derechos humanos, como lo fue Lorenzo Areco, Secretario de Tierra y Reforma Agraria del Comité Ejecutivo de la Organización Campesina Regional de Concepción (OCRC) y Director de Catastro de la Municipalidad en la localidad de Yby Yau. Este caso no es aislado, y ya van 3 asesinatos de defensores de DDHH del movimiento campesino en los últimos 10 meses, y más de 115 en los últimos 20 años, prácticamente todos sin esclarecer2. La Comisión Interamericana insta al Estado Paraguayo a investigar estos crímenes, esclarecerlos judicialmente y sancionar a los responsables materiales e intelectuales.

Nos adherimos a la postura de la CIDH, solicitando respetuosamente al Estado Paraguayo investigar estos crímenes, para que la ciudadanía conozca las condiciones en que se han dado estos sucesos, y adoptar en forma inmediata todas las medidas necesarias a fin de garantizar el derecho a la vida, la integridad y la seguridad de las defensoras y los defensores de derechos humanos en el país, en especial, quienes trabajan en el movimiento campesino.

Hacemos un llamado a todas las partes a seguir buscando puentes de diálogo y negociación que permitan llegar a una resolución de los conflictos, enmarcadas en el cumplimiento los Convenios Internacionales de DDHH y la Constitución Nacional, donde se expresan los derechos de la población. La nueva gestión gubernamental en varias ocasiones ha expresado estar comprometida en revertir la situación de pobreza e injusticia en el país. Confiamos que se implementará este compromiso con el pueblo paraguayo para evitar más víctimas debido a la histórica problemática que genera la estructura agraria y el modelo de desarrollo vigente en el país.

Varios Comités de DDHH de NNUU vienen señalando la inequidad en el acceso a la tierra como la mayor causa de pobreza en el Paraguay3. De hecho Paraguay posee, según la FAO, la segunda mayor concentración de tierras en el mundo4, donde el 2,6% de los propietarios detentan el 85,5% de la superficie agraria5. Esta inequidad solo se explica por una falta de política de reforma agraria eficaz que incluya acceso a tierras, crédito, apoyo a producción, seguro agrícola, infraestructuras, acceso a mercados, etc. En definitiva, esta es una inconclusa pulseada entre los tenedores de la tierra y los que no la tienen; entre un modelo de producción exportadora de materia prima para una minoría y un modelo de producción de alimentos que incluya a la pequeña finca campesina.

Las agencias de Cooperación Internacional firmantes, con varias décadas de trabajo en el país, estamos comprometidas con el proceso de desarrollo protagonizado por las paraguayas y los paraguayos en la construcción de una sociedad igualitaria e incluyente, con justicia social, reconocimiento y ejercicio de Derechos y profundización de la práctica democrática. Como organizaciones internacionales, promovemos el cumplimiento de los Convenios Internacionales de DDHH, respetuosos de los marcos legales, la institucionalidad pública y las culturas locales.

Muy atentamente,

ICCO Cooperación Sudamérica, Observatori DESC, Brot für die Welt, Fundación IEPALA, RFN - Rainforest Foundation Norway, DIAKONÍA y We Effect-Centro Cooperativo Sueco.