Paraguay

Nuevo atropello a comunidades Yakye Axa y Sawhoyamaxa

16 de septiembre de 2013

El presidente del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), Jorge Servín, denunció ante la Fiscalía Anticorrupción un faltante de G. 2.900 millones en la institución.

Un informe periodístico publicado por el diario Abc Color, señala que este dinero correspondía a una cuenta abierta desde el 2008 para Yakye Axa y Sawhoyamaxa del Chaco, debido a que Paraguay fue sancionado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) por violar los derechos de ambas comunidades Enxet Sur.

Según indica la denuncia, la cuenta habría sido utilizada en su totalidad en enero de este año, durante la presidencia de Rubén Quesnel. Sin embargo, no existe en el INDI ningún comprobante acerca de cómo se gastaron esos recursos y si llegaron a beneficiar a las comunidades, destaca el funcionario.

Aparentemente, los documentos al respecto fueron sustraídos de la institución, resaltó. Lo más lamentable del hecho es que la reparación a estas comunidades tiene un carácter urgente, indicó.

La nueva administración del INDI verificó la irregularidad durante los controles que iniciaron desde que asumieron. Sin embargo, la denuncia de este caso se realizó inmediatamente, antes de que se terminen todas las verificaciones, por tratarse de un caso sumamente urgente, comentó.

Anunció que los controles seguirán y esperan que la próxima semana esté listo un informe acerca de cómo se empleó el rubro para compra de tierras, que es una de las principales reivindicaciones de las comunidades nativas.

Este es el segundo proceso iniciado contra Quesnel, nombrado en el cargo en julio de 2012 por Federico Franco, y que actualmente se encuentra con medidas sustitutivas en el caso de la venta ilegal de las tierras de la comunidad Cuyabia, del pueblo Ayoreo.

La sentencia

Lo que establece la sentencia en ambos casos es que conforme a la equidad y basándose en una apreciación prudente del daño inmaterial, estima pertinente que el Estado (paraguayo) deberá crear un programa y un fondo de desarrollo comunitario que será implementado en las tierras que se entreguen a los miembros de la Comunidad. En el caso de Yakye Axa, el programa comunitario consistirá en el suministro de agua potable e infraestructura sanitaria. Además del referido programa, el Estado deberá destinar la cantidad de US $950.000,00 (novecientos cincuenta mil dólares de los Estados Unidos de América), para un fondo de desarrollo comunitario.

Para la comunidad Sawhoyamaxa, el Estado deberá destinar la cantidad de US $1.000.000,00 (un millón de dólares de los Estados Unidos de América) con la misma finalidad.

Dicho fondo consistirá en la implementación de proyectos educacionales, habitacionales, agrícolas y de salud en beneficio de los miembros de la Comunidad. Los elementos específicos de dichos proyectos deberán ser determinados por un comité de implementación y deberán ser completados en un plazo de dos años, contados a partir de la entrega de la tierra a los miembros de la comunidad indígena.

Estos proyectos deberán ser determinados por un comité de implementación, y deberán ser completados en un plazo de dos años, contados a partir de la entrega de las tierras a los miembros de la comunidad indígena.

(La sentencia completa y el expediente tramitado pueden ser examinados en: http://www.corteidh.or.cr/docs/caso...)

Fuente original: Tierraviva