Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > América del Sur > Convenios > Convenio Regional en América del Sur > Imponente masa marchó por Asunción bajo el lema “Tierras Robadas = (...)

Movilización

Imponente masa marchó por Asunción bajo el lema “Tierras Robadas = Corrupción”

26 de octubre de 2011

Los participantes, alrededor de 10.000 personas según estimaciones, vinieron a la capital desde varios departamentos del país para exigir la recuperación de las tierras mal habidas. La movilización fue principalmente sostenida por organizaciones campesinas, que después de mucho tiempo nuevamente lograron coordinar una lucha en forma conjunta. La marcha también contó con una fuerte presencia indígena y con el apoyo de sectores estudiantiles, urbanos y de partidos de izquierda.

Los participantes, alrededor de 10.000 personas según estimaciones, vinieron a la capital desde varios departamentos del país para exigir la recuperación de las tierras mal habidas. La movilización fue principalmente sostenida por organizaciones campesinas, que después de mucho tiempo nuevamente lograron coordinar una lucha en forma conjunta. La marcha también contó con una fuerte presencia indígena y con el apoyo de sectores estudiantiles, urbanos y de partidos de izquierda.

Según la Coordinadora Nacional por al recuperación de las tierras mal habidas, que convocó la marcha de hoy, existen unos 7.851.295 de tierras que durante la dictadura y buena parte de la transición fueron adjudicadas ilegalmente. La coordinadora exige la recuperación de estas tierras para que sean destinadas a la reforma agraria. Con esto, se podrá beneficiar a cerca de 400.000 campesinos y campesinas sin tierras. Además piden el reinicio de la mensura judicial de las tierras de Ñacunday.

El Estado debe ocuparse

Con esta primera gran movilización, los movimientos sociales buscan presionar a los tres poderes del Estado, para lograr un avance en el histórico conflicto sobre la recuperación de las tierras mal habidas. Damasio Quiroga, secretario general del Movimiento Campesino Paraguayo (MCP), expresó que “El Estado tiene que ocuparse de distribuir la tierra, porque si no, no habrá un desarrollo para el pueblo paraguayo”.

JPEG - 38.6 KB
Con esta primera gran movilización, los movimientos sociales buscan presionar a los tres poderes del Estado, para lograr un avance en el histórico conflicto sobre la recuperación de las tierras mal habidas.Foto: E’a

El dirigente acentuó que estas tierras, cerca de 20% del territorio de la república, se pueden recuperar por la vía legal, porque “tienen títulos falsos”, pero que para eso una voluntad de parte de la Corte Suprema de Justicia y las instituciones correspondientes es indispensable. Sin embargo, su organización no descarta las ocupaciones de tierra como método para presionar al Estado, ya que fue la medida que históricamente garantizó conquistas al campesinado pobre.

Poder Judicial pone trabas

Tomás Zayas, referente de la Asociación de Agricultores del Alto Paraná (Asagrapa) cree que en el caso de las tierras mal habidas, el Poder Ejecutivo últimamente ha demostrado su buena voluntad hacia los sectores campesinos. “Vemos que en este caso que hay una iniciativa por parte del INDERT y apoyamos eso. En este momento el problema está en el congreso y en la Corte Suprema de Justicia. Por eso esta movilización va hacia el Palacio de Justicia para repudiar al Poder Judicial en su conjunto”, explicó. Agregó que el Poder Judicial está “poniendo traba” al INDERT y a otras instituciones que “ni siquiera pueden iniciar una simple mensura y control de documentos”.

Buenas perspectivas de lucha

Los organizadores de la marcha se mostraron muy contentos con la convocatoria y la conformación de la nueva coordinadora. Ernesto Benitez, dirigente de la Coordinadora de Pequeños Agricultores – San Pedro Norte (CPA-SPN), indicó que “la marcha de hoy significa una retomada de la lucha de masas después de años de decaimiento. Es un nuevo momento histórico. Después de mucha discusión, análisis y coincidencias por sobre las diferencias, se logró avanzar en esa tarea. Eso es muy satisfactorio. Genera perspectivas si mantenemos nuestra unidad”.

Tomás Zayas y Asagrapa creen que “esa unidad va a permitir una lucha frontal por la recuperación de las tierras mal habidas y el cuestionamiento político de las instituciones que aún están manejadas por corruptos y mafiosos dentro del Estado Paraguayo”.Representando al sector estudiantil, Pierpaolo Fuster, activista del Movimiento Universitario Popular de Trabajo Social (MUP-TS), dijo que su participación en la marcha se debe a que consideran que cada sector del movimiento de masas forma parte de un todo, y que por tanto, no pueden estar aislados. La unidad de trabajadores, estudiantes, campesinos, indígenas y otros sectores es fundamental para las conquistas sociales y reforma agraria es una de las más importantes, según manifestó.

Cynthia Gonzalez, de la Coordinadora Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (Conamuri), del departamento de San Pedro declaró: “Vemos que desde la subida de Lugo es la única movilización que lleva a cabo conjuntamente. La reivindicación nos juntó a todos los movimientos sociales y partidos”. La razón de la pasividad que caracterizó al movimiento de masas hasta el momento se debe a que “el pueblo esperó el cambio sentado en su casa”.

Cumbre de Poderes

Esta tarde, representantes de los movimientos campesinos participan de la Cumbre de Poderes del Estado, donde se discutirá cómo recuperar unas 8 millones de hectáreas que están en poder de latifundistas de manera ilegal. El encuentro se realizará con la presencia del presidente Fernando Lugo, por el Poder Ejecutivo, y con representantes del Poder Judicial y Legislativo. Más tarde, los dirigentes evaluarán las respuestas de las autoridades y, de acuerdo a dicha evaluación, plantearán acciones más adelante. La mayoría de las organizaciones no descartan la posibilidad de utilizar los instrumentos de bloqueo de ruta o ocupaciones de nuevo, como medidas de fuerza, si es que la reacción del gobierno no convence.

Escrito por Jasper Kerremans, publicado por E’a