Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > América del Sur > Convenios > Convenio Regional en América del Sur > Apoya la campaña "Hacer Visible lo Invisible" en defensa de los pueblos (...)

Actúa y difunde

Apoya la campaña "Hacer Visible lo Invisible" en defensa de los pueblos indígenas en Paraguay

19 de agosto de 2013

Declaración sobre el Día Internacional de los Pueblos Indígenas por Aministía Internacional

Hoy 9 de agosto, Día Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo, Amnistía Internacional y Tierraviva se solidarizan con todos los pueblos indígenas de América, quienes han sido, desde tiempos inmemorables, víctimas de la marginación y la discriminación. Privados de voz en las decisiones que afectan a sus tierras, sus vidas y sus medios de subsistencia, sufren un nivel de pobreza desproporcionado, incluso cuando habitan zonas ricas en minerales y otros recursos naturales.

Muchos todavía hoy no cuentan con el reconocimiento estatal sobre la propiedad de sus territorios ancestrales y están en permanente riesgo de ser expulsados. La extracción de recursos, la explotación agrícola y maderera y otros proyectos de desarrollo en los territorios indígenas son a menudo impuestos sobre estos pueblos, sin consultarlos ni respetar su derecho al consentimiento libre, previo e informado. Frecuentemente, además, sufren actos de acoso y violencia, pues intereses privados y poderosas empresas incumplen las leyes nacionales e internacionales en su deseo de obtener beneficios y los Estados no cumplen con su obligación de proteger los derechos de estas comunidades, incluso llegando a perseguir criminalmente a sus líderes o desprestigiarlos.

Si bien el continente ha hecho importantes avances en el reconocimiento constitucional y legislativo de los derechos de los pueblos indígenas, lamentablemente en muchos casos estos derechos son ignorados o aplicados de un modo que no respeta de forma adecuada sus tradiciones culturales, como por ejemplo cuando no se consulta con ellos legislaciones que afectan sus derechos o se los mantiene en riesgo permanente de desalojo de sus territorios ancestrales.

Los Pueblos Indígenas del Paraguay también son sujetos de esta discriminación y violación sistemática de sus derechos humanos. La explotación de sus tierras y sus recursos naturales frecuentemente resultan en el desalojo de estas comunidades de sus tierras ancestrales.

Paraguay ha sido sentenciado en tres ocasiones por la Corte Interamericana de Derechos Humanos a restituir las tierras ancestrales a los pueblos indígenas. Hasta el día de hoy, Paraguay no ha cumplido, de manera completa, con ninguna de estas sentencias.

Frente a un legado de atroces violaciones de derechos humanos, los pueblos indígenas de la región se movilizan para hacer oír su voz. Su exigencia de que se respete su derecho a no sufrir discriminación, así como a la tierra y a su identidad cultural, en definitiva, su derecho a disfrutar de todos los derechos humanos, está cada vez más presente en el centro del debate sobre derechos humanos mantenido en la región y lo revitaliza.

En este día todos los gobiernos de la región deben demostrar su voluntad política de respetar, proteger y garantizar todos los derechos humanos de los pueblos indígenas de América. Amnistía Internacional y Tierraviva exige al Estado Paraguayo el pleno respeto y protección de los derechos de los Pueblos Indígenas y para ellos debe, al menos:

- Tomar todas las medidas necesarias para dar pleno cumplimiento a las decisiones emanadas de los procesos seguidos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos en relación a las comunidades indígenas Sawhoyamaxa, Yakye Axa y Xámok Kásek.

- Proteger a las comunidades de desalojos forzosos, ya sea a mano de agentes gubernamentales o de agentes privados, y garantizar que se respeta el derecho de todas las víctimas de desalojo forzoso a remedio y reparación efectivos.

- Comprometerse con los pueblos indígenas para asegurar la creación de mecanismos transparentes y eficaces para dar solución a las demandas de tierras ancestrales.

Estándares Mínimos

Los derechos de los pueblos Indígenas a su territorio, a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado entre otros derechos reconocidos a estos pueblos, están recogidos en la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Esta Declaración es resultado de más de 20 años de negociaciones entre los Estados y los pueblos indígenas. Todos los Estados de América la han respaldado. Estos derechos también están recogidos en el Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales (Convenio 169) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificado por la mayoría de los Estados de América. Asimismo han sido apoyados reiteradamente por la ONU y los órganos regionales vigilancia de los tratados, como el Comité de Derechos Humanos, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, así como el Relator Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Difunde:
- Comunicado http://www.amnesty.org.py/node/1117
- Facebook: https://www.facebook.com/hashtag/vi...
- Twitter: #‎visibleloinvisible‬