Informe de Derechos Humanos sobre le caso María Kue

29 de noviembre de 2013

El 15 de junio de 2012, durante un procedimiento fiscal y policial en una ocupación de tierra en el distrito de Curuguaty (departamento del Canindeyú, en el no reste del Paraguay), se produjo un enfrentamiento entre las fuerzas policiales y los civiles ocupantes, con el resultado de once campesinos y seis agentes de policía muertos y un número aún indeterminado de heridos por arma de fuego. Este incidente generó una situación de crisis de derechos humanos que rápidamente se transfirió a una crisis política de efectos perdurables que, como consecuencia inmediata, conllevó la destitución del presidente constitucional Fernando Lugo Méndez y el quiebre del orden democrático constitucional instaurado en el 2008, tras la victoria electoral de una alianza política compuesta por sectores democráticos de centro derecha y de izquierda, al que se sumaban además organizaciones sociales.

Cuatro años después de la primera alternancia por vía electoral, faltando nueve meses para las próximas elecciones generales, producto de esta crisis institucional disparada por el catalizador del caso Marina kue, se disuelve la alianza política que había sustentado al gobierno de Lugo y se produce una reconfiguración de fuerzas políticas conservadores, aliadas a intereses corporativos del agronegocio en el control del aparato administrativo del Estado. La reforma agraria, una de las principales promesas electorales del proyecto democratizador del 2008, era el telón de fondo de su crisis terminal y su caída.

Descargar informe completo