Paraguay
Tierra y Territorio



Paraguay: Tierra, soja y botas

Semanario Brecha, Ocho millones de hectáreas, la mitad de la superficie continental de Uruguay, es el área que el gobierno de Fernando Lugo se plantea investigar por considerarlas tierras "mal habidas", cuyos títulos de propiedad podrían ser fraguados o falsos o simplemente usurpados en tiempos de la dictadura de Stroessner. Los terratenientes que han inundado Paraguay de soja transgénica resisten la auditoría, en alianza con un parlamento donde Lugo es franca minoría, al punto de amenazar -ruido de botas incluido- con un quiebre institucional. Por Ignacio Cirio.


Pueblos indígenas, tierra, territorio y Constitución

Este artículo desarrolla, muy resumidamente, la trascendental importancia de mantener, avanzar, y sobre todo, no retroceder ante una eventual reforma constitucional en la República del Paraguay, en el contexto de los Pueblos Indígenas. En ese marco, el análisis se divide, en primer lugar, en relación al Capítulo V de la Constitución Nacional y en segundo lugar, en relación a la figura de la limitación a la propiedad privada, en el contexto del derecho a la tierra y el territorio indígena. Por Maximiliano Mendieta Miranda, abogado defensor de Derechos Humanos.


Cartilla tierra y territorio en Paraguay

La tierra es fuente de las mayores contradicciones sociales que tenemos hasta el día de hoy en nuestro país. La concentración en manos de pocas familias se fue formando en un proceso histórico que se consolidó después de la Guerra contra la Triple Alianza, pero que comenzó desde la llegada misma de los europeos a nuestro territorio. Publicado por Vía Campesina. [Leer más->


Paraguay

Declaración de Yvapuruvu, semillas en resistencia

Las semillas son obra y parte de la historia de los pueblos. Ellas fueron criadas mediante el trabajo, la creatividad, la experimentación y el cuidado colectivo. A su vez, ellas fueron criando a los pueblos, permitiendo sus formas específicas de alimentación, de cultivar, de compartir y de desarrollar sus visiones de mundo. Están, por lo tanto, íntimamente ligadas a normas comunitarias, responsabilidades, obligaciones y derechos. Las semillas nos imponen responsabilidades que son incluso anteriores a nuestro derecho a utilizarlas.