Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > América del Sur > Convenios > Convenio Regional en América del Sur > Documentos > Pueblos Originarios > Nuevo reportaje de la CSI sobre los pueblos indígenas en América (...)

Informe

Nuevo reportaje de la CSI sobre los pueblos indígenas en América Latina

18 de julio de 2011

Con ocasión del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la CSI (Confederación Sindical Internacional) publica un nuevo reportaje titulado "Alianza entre los pueblos indígenas y los sindicatos en América Latina". La CSI denuncia la discriminación, la explotación feudal, la marginación e incluso el trabajo forzoso a que se enfrentan los pueblos indígenas en América Latina.

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas, celebrado por la comunidad internacional cada año el 9 de agosto, permite tomar conciencia de las distintas culturas de los pueblos autóctonos y de la gran diversidad que representan. Constituye asimismo una oportunidad para redoblar esfuerzos a fin de abordar las cuestiones de exclusión, discriminación y pobreza que siguen constituyendo la realidad cotidiana para gran número de estas poblaciones. Son muchos los que continúan siendo víctimas de discriminación, marginación, de una profunda miseria y de distintos conflictos en todo el mundo, particularmente en América Latina, el continente donde se registra el mayor número de ratificaciones del Convenio No. 169 de la OIT, pero donde los pueblos indígenas sufren las más graves violaciones de sus derechos.

El reportaje de la CSI explica que en Guatemala está actualmente pendiente de ser aprobado por el Parlamento un nuevo proyecto de ley promovido por el sector privado en colusión con el Gobierno guatemalteco, que contraviene el Convenio No. 169 de la OIT, relativo a los pueblos indígenas y tribales. El movimiento sindical internacional, junto con las organizaciones de representantes de los pueblos indígenas del país, ha manifestado su oposición a este proyecto de ley, contrario al Convenio. "Este proyecto constituye una grave amenaza a los derechos fundamentales de los pueblos indígenas, particularmente en cuanto al derecho de consulta", manifestó Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI. "Responde exclusivamente a intereses económicos privados, tanto nacionales como internacionales".

Entre otras cosas, el movimiento sindical internacional recordó en Ginebra, durante la Conferencia Internacional del Trabajo, que Guatemala ha de conformarse a las medidas cautelares emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, exigiendo la suspensión de actividades en la mina de oro y plata Marlín, que supone una enorme explotación del pueblo maya.

Las poblaciones indígenas de Colombia y Guatemala reivindicaron ante el Parlamento Europeo su derecho a ser consultadas respecto a los acuerdos de libre comercio y de asociación. "El Convenio No. 169 de la OIT ha de quedar incorporado en los Acuerdos de Libre Comercio que la UE está negociando actualmente con distintas sub-regiones de América Latina, incluyendo medidas de control estrictas para garantizar que Gobiernos y empresas respeten dicho Convenio", recuerda Manuela Chavez, a cargo de la cuestión sindicatos y pueblos indígenas de América Latina en la CSI.

En Paraguay, el reportaje de la CSI pone de relieve la explotación feudal de que son víctimas miles de trabajadores indígenas y sus familias en las grandes explotaciones agrícolas y ganaderas. Según las organizaciones sindicales y los activistas indígenas, la práctica de la esclavitud dista mucho de haberse extinguido y se desarrolla hoy en día en forma de trabajo forzoso. Muchas mujeres y niños son explotados también como mano de obra en el trabajo del hogar.

En Brasil, los pueblos indígenas y los "quilombolas" (*) son víctimas de discriminación en cuanto a su derecho de consulta y participación, el derecho a la tierra y a los recursos naturales, el desarrollo y la salud. El Gobierno de Brasil se comprometió a convocar una reunión con las centrales sindicales brasileñas antes de finales de 2011 para responder a estas cuestiones, particularmente el tema relativo a la violación del derecho a la tierra.

(*) Los "quilombos" nacieron durante las luchas para resistirse a la esclavitud y a la discriminación racial en el país, en el transcurso de las cuales se formaron comunidades de negros con unas relaciones sociales bien definidas.

Descargar el informe

Ver también los vídeos: El Chaco: sin derechos para los trabajadores indígenas

Paraguay: proteger mejor el trabajo doméstico

Guatemala: saqueo de recursos sagrados por parte de mina de oro

Ver igualmente la entrevista en primer plano de Crecencio Cáceres (Consejo Interétnico del Chaco - Paraguay)

La CSI representa a 175 millones de trabajadoras y trabajadores en 151 países y territorios y cuenta con 305 organizaciones afiliadas nacionales