Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > América del Sur > Convenios > Convenio Regional en América del Sur > Declaración pública de la misión de la CLOC Vía Campesina al Paraguay

Comunicado

Declaración pública de la misión de la CLOC Vía Campesina al Paraguay

10 de julio de 2012

Dentro de los principios de solidaridad, hermanamiento y acompañamiento, campesinas y campesinos delegados de la Coordinadora Latinoamericana de organizaciones del Campo (CLOC) y de la VÍA CAMPESINA INTERNACIONAL de Brasil, Chile, Argentina y Colombia estuvimos desde el día 2 al 7 de Julio en la hermana república de Paraguay con el objetivo de acompañar las organizaciones campesinas indígenas y sectores sociales, como también recibir testimonios e impresiones de diferentes estamentos de la vida nacional frente a los últimos acontecimientos que allí se presentan.

Tuvimos la valiosa oportunidad de encontrarnos con organizaciones y representantes de La Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas CONAMURI, El Movimiento Agrario Popular MAP, La Mesa Coordinadora de Organizaciones Campesinas MCNOC, El Movimiento Campesino Paraguayo MCP, La Organización de Lucha por la Tierra OLT, también con Familiares de las Victimas de la masacre de Curuguaty, Organización de Estudiantes, Grupo de abogados defensores de los Derechos Humanos, el secretario general del Frente Guazú, el señor Fiscal General de la Nación, algunos concejales y el Señor Presidente Fernando Lugo.

Pudimos constatar la alta concentración de la tierra que se presenta en el país y la lucha constante que los campesinos e indígenas libran por ella.

También escuchamos los testimonios de las víctimas, los análisis de las organizaciones sociales quienes concluyen que la masacre de Curuguaty estaba planeada e hizo parte de un plan orquestado para justificar el golpe parlamentario que removió al Presidente Lugo del gobierno.

Los testimonios de familiares de la masacre, y líderes campesinos manifiestan que hubo presencia de desconocidos en el sitio, previo a los acontecimientos, hubo disparos desde un helicóptero oficial y los tiros recibidos por las víctimas se presentaron especialmente en Cabeza, Cuello y Corazón, también el injusto encarcelamiento y orden de detención a heridos y familiares de los fallecidos y a campesinos que se encontraban allí en la lucha por la tierra, los vilmente asesinados eran en su mayoría jóvenes que luchaban por un pedazo de tierra y sacar adelante a sus familias.

Constatamos la zozobra y angustia de las jóvenes viudas y los pequeños hijos, por la incertidumbre en el futuro, un ambiente de miedo, y la preocupación por el abandono de sus familiares presos y el desconocimiento del paradero de los familiares que están injustamente imputados y perseguidos.

Todo este hecho repudiable desde todo punto de vista, aprovechado por parlamentarios y grupos económicos quienes enjuician políticamente al presidente luego de 23 amenazas de hacerlo, y de haberle colocado todas las trabas posibles desde su candidatura, su elección y gestión de gobierno terminando en su derrocamiento en un juicio exprés en el que parlamentarios pasan por encima de la voluntad democrática de quienes eligieron al presidente.

Frente al veredicto dado por el congreso el presidente Fernando Lugo manifiesta someterse al Juicio político, porque es constitucional pero no aceptar la condena, también su voluntad de evitar un derramamiento de sangre, porque existía presencia de francotiradores en sitios estratégicos cerca al palacio de gobierno.

Constatamos también la voluntad y decisión de los movimientos campesinos y movimiento social para luchar por el retorno de Lugo al gobierno y la defensa de la real democracia e intereses de los pobres y oprimidos ante los intereses de los grandes capitales nacionales y transnacionales, quienes imponen las políticas en el país; observamos también como en el gobierno golpista ya se dan decisiones gubernamentales de favorecer al capital como la no impuestación a los grandes productores de soya, habilitación de la producción cultivos transgénicos, los negocios de agrotóxicos, colocando en grave riesgo la soberanía alimentaria y la producción campesina del país, también un alto subsidio en el costo de energía a la empresa explotadora de aluminio Rio Tinto.

Se analiza también la injerencia de intereses norteamericanos en la zona con el objetivo de intervenir sobre los procesos sociales que proponen e impulsan otros modelos de de vida; pero también a gobiernos vecinos que plantean nuevas formas de integración y cooperación regional.

La persecución ya se comienza a manifestar hacia los medios de comunicación comunitarios o alternativos coartando así la libertad de prensa y expresión.

Se presenta señalamiento y persecución a líderes y procesos a quienes se les comienza a tildar de terroristas.

Todo esto teniendo como aliados a los grandes medios de comunicación como instrumentos de manipulación y distorsión de la realidad.

Consideramos que hoy más que nunca debemos incidir en todos los escenarios para que se restablezca el gobierno democráticamente elegido, como lo han exigido y solicitado organismos como UNASUR, MERCOSUR y ALBA, también los intelectuales, organizaciones y redes sociales del Paraguay, del continente y del mundo.

Exigimos sobre todo el respeto a la integridad, la vida y garantía a los Derechos Humanos de la población paraguaya, las organizaciones sociales y detenidos en las cárceles.

Propugnamos por la verdad, la justicia y la reparación, y no repetición con las víctimas de Curuguaty y los asesinados y encarcelados en la lucha por la tierra.

Exigimos la liberación inmediata de los detenidos luchadores por la tierra; Solicitamos la Atención médica inmediata a los detenidos y que garantice su integridad física y sicológica.

Exigimos el desprocesamiento de los imputados y perseguidos injustamente.

Exigimos Las garantías de cesar la persecución y detención contra los líderes campesinos e indígenas y sociales del país.

Solicitamos la solución y entrega de las tierras mal habidas a los campesinos, campesinas y pueblos indígenas hoy sin tierra.

Ratificamos nuestro compromiso la lucha por la reforma agraria integral, la soberanía y autonomía alimentaria, la vida digna y respeto por la madre tierra.

Una vez más rechazamos la intervención de las trasnacionales y los oscuros aparatos de inteligencia imperialista que utilizan las estructuras de los poderes del estado político, militar y judicial que sirven al capital financiero en una actitud traidora, entreguista y antipatriótica.

Misión CLOC Vía Campesina.

Asunción julio 7 de 2012.

Ir a fuente de la información