Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > America Central y Caribe > Subregiones > Convenio Regional en América Central y Caribe > Organizaciones de Derechos Humanos europeas condenan la masacre contra la (...)

Comunicado

Organizaciones de Derechos Humanos europeas condenan la masacre contra la comunidad Kaqchikel

16 de octubre de 2013

Organizaciones de Derechos Humanos, como el Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África (IEPALA), Guatemala-Netz Zürich (Red de solidaridad con el Pueblo de Zurich/Suiza y la Red Europea de Comités Oscar Romero, condenamos la masacre ocurrida el 7 de septiembre a las 23 horas, en contra de la comunidad Kaqchikel de San José Nacahuil del municipio de San Pedro Ayampuc (Guatemala), donde murieron 11 personas y 17 están gravemente heridas. En la actualidad, la comunidad Kaqchikel, caracterizada por defender su territorio y sus recursos naturales frente a los intereses de las trasnacionales, participa de manera activa en el movimiento de resistencia pacífica de La Puya contra la Mina "El Tambor” ( proyecto minero Progreso Siete Derivada) operada por la empresa norteamericana Kappes Kassiday & Asocciates KCA y la guatemalteca Exploraciones Mineras de Guatemala S.A. (EXMINGUA).

Ante tales hechos:

- EXIGIMOS al gobierno guatemalteco que investigue los hechos con el fin de sancionar y condenar a los responsables de la muerte de las 11 personas de la comunidad Kaqchikel. Asimismo, INSTAMOS, a que se realice una profunda investigación para conocer las verdaderas causas de esta masacre.

- SOLICITAMOS que las autoridades locales y gubernamentales de Guatemala, así como organismos internacionales presentes en la zona, vigilen el cumplimiento de los Derechos Humanos y pongan en marcha todos los medios para asegurar la integridad de las comunidades guatemaltecas.

- RECHAZAMOS y DENUNCIAMOS la criminalización y la persecución a la que se ven expuestos los movimientos sociales y todas aquellas personas que trabajan por la defensa de los Derechos Humanos.

- EXPRESAMOS nuestra preocupación porque tales hechos sirvan de pretexto para llevar a cabo una militarización de la zona, así como la declaración de un posible estado de sitio.

- Nos UNIMOS al sentimiento de dolor con las víctimas y sus familiares. DEFENDEMOS la resistencia pacífica de La Puya por la defensa legítima de su territorio y APOYAMOS a todos los pueblos del mundo que defienden sus recursos naturales.