Honduras

Acción urgente

22 de agosto de 2012

Un abogado defensor del movimiento campesino del Aguán, el portavoz y el negociador oficial del Movimiento Unificado Campesino del Aguán, MUCA, han sido arbitrariamente detenidos esta tarde a las 2:30 por la Policía Nacional, en Tegucigalpa. Además, una defensora de derechos humanos ha sido golpeada mientras ejercía sus funciones de primeros auxilios a los campesinos reprimidos frente a la Corte Suprema de Justicia. Once personas más han sido detenidas en forma violenta.

En la patrulla M1-42 son transportados con esposas en sus manos el abogado Antonio Trejo y los dirigentes Jonny Rivas y Vitalino Álvarez, del MUCA. También la abogada Marlen Cruz, del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras, CODEH, ha sido golpeada con exceso de fuerza por cuatro policías antimotines al mando de los oficiales Montoya y Bonilla, de la Policía Nacional que dirige el Comisionado Juan Carlos Bonilla, recién nombrado por el presidente del régimen Porfirio Lobo Sosa.

Entre tanto, decenas de niños, niñas y mujeres que buscaron refugio en la sede del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares, STIBYS, en la colonia las Brisas, de Comayaguela, fueron agredidas con toletes y gases lacrimógenos por policías antimotines, en el interior del inmueble.

Carlos H Reyes, presidente del STIBYS, denunció la penetración arbitraria de su sede y exigió a Porfirio Lobo que pare de atacar los efectos de los problemas y enfrente de una vez sus causas.

Es el segundo día consecutivo que la policía, con exceso de fuerza y brutalidad, realiza este violento ataque a los manifestantes que piden una audiencia con el presidente del poder judicial para tratar la corrupción judicial y el conflicto por la tenencia de la tierra en el valle del Aguán.

El COFADEH hace un llamado urgente a la comunidad internacional a exigir el respeto a la integridad física y a la vida de las 15 personas detenidas este mediodía.

PDF - 165.5 KB
Descargar el comunicado