Contexto Social
El Salvador


Según las cifras que se desprenden del Informe sobre el Índice de Desarrollo Humano 2010 realizado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, El Salvador se encuentra en la posición 90 de 169 países y está calificado con un Índice de Desarrollo Medio. Frente a estos datos, informes de Naciones Unidas indican que la esperanza de vida al nacer 72,5 años, donde la de los hombres es de 68,8 años y la de las mujeres de 74.9 años.

JPEG - 32.7 KB

La pobreza que existe en las zonas rurales obliga a la mayor parte de la población a desplazarse a las ciudades, donde se concentra más de la mitad en el área urbana (58.41%). En cifras totales, la pobreza afecta al 41.3% de los hogares (32.8% de hogares del área urbana y 55.4% del área rural). El 16.7% de hogares salvadoreños vivía en extrema pobreza (10.3% de los hogares urbanos y 27.4% de los rurales). El sector que absorbe mayor número de pobres es el agropecuario.

Otro de los aspectos a destacar en la sociedad salvadoreña son los altos niveles de desigualdad. En 2007, a nivel nacional, el 20% de la población más pobre recibió el 6,1% del ingreso, mientras el 20% de la población más rica percibió el 48% del ingreso. La relación fue de 8 a 1 y el coeficiente de Gini (que mide los índices de desigualdad) fue de 0,46 en 2006.

En este contexto, se suman las grandes diferencias que existen entre ricos y pobre en cuanto al acceso a los servicios básicos, como a salud y educación. En cuanto a éste último, datos del Ministerio de El Salvador señalan que en el 2010 el índice de analfabetismo fue del 17,9%. Además, del total de personas que no saben leer ni escribir, el 62% son mujeres y en su mayoría se sitúan en el área rural de país. Los mayores niveles de iletrados se encuentran en los orientales departamentos de La Unión, Morazán y Usulután, además de los norteños departamentos de Cabañas y Chalatenango y en el occidental de Sonsonate.

No obstante, algunas de las cifras anteriores pueden aumentar de manera alarmante, si la violencia sigue permanenciendo en sus cuotas más altas. Según un informe de la Policía Nacional Civil (PCN) en 2010 se contabilizaron 12 homicidios por día. Al igual que una guerra, la inseguridad ciudadana es un aspecto que afecta directamente al desarrollo económico y social del país. La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) resalta en su más reciente informe trimestral de coyuntura que el principal causante del atraso en el crecimiento nacional es el alto nivel de delincuencia, dejando relegado a un segundo lugar la incertidumbre política y económica. De hecho, la misma encuesta menciona que más de la cuarta parte de las empresas entrevistadas ha sufrido directamente algún tipo de delito.

A estas alturas, El Salvador está en la lista de los países más violentos del mundo, debido en gran parte, por el accionar de las maras ( bandas de delincuentes juveniles) en las que participan alrededor de unos 20 mil adolescentes. Un estudio del Centro de Criminología y Ciencias Policíacas de la PNC asegura que El Salvador es el segundo país más violento de Centroamérica, sólo debajo de Honduras, que posee una tasa de 72,8 homicidios por cada 100 mil habitantes. El Salvador registra una tasa de 64,5 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Hasta el momento, el gobierno de Mauricio Funes ha llevado a cabo acciones para terminar con esta problemática. La más importante, ha sido la presencia de las Fuerzas Armadas y el aumento de oficiales de policía en lugares de alta peligrosidad. Sin embargo, la medida no ha tenido los efectos esperados y los crímenes siguen protagonizando las portadas diarias de los periódicos salvadoreños.