Contexto

Contexto

Hasta comienzos de la década de los noventa los países centroamericanos estuvieron sumidos en interminables conflictos armados que originaron enormes costos personales, sociales y económicos. El Salvador y Guatemala sufrieron guerras civiles desatadas que impidieron todo esfuerzo serio de transformación económica y social. En Nicaragua, las fuerzas sandinistas que derrocaron el régimen de Somoza en 1979 encararon una permanente agresión armada por parte de sus adversarios quienes eran apoyados por el gobierno de Estados Unidos.

Después de ingentes esfuerzos en la busque de la paz, en 1990 se logro la desmovilización de la resistencia nicaragüense, en Enero de de 1992 se firmaron los Acuerdos de Paz que terminaron con el conflicto armado en El Salvador. En Diciembre de 1996 se suscribieron los acuerdos que pusieron fin a treinta y cinco anos de conflicto armado en Guatemala, con lo que se cerro el ciclo de pacificación formal en la región. Si bien el fin de las guerras internas posibilito espacios de entendimiento entre los diferentes sectores de la sociedad y entre los gobiernos sobre la necesidad de retomar la agenda del desarrollo, situación que permitió que en Octubre de 1994 los presidentes centroamericanos firmaran la Alianza Centroamericana para El Desarrollo Sostenible (ALIDES), pero la estrategia de implementación de ALIDES, no trascendió del papel a la practica, en su lugar se implemento el modelo neoliberal que despojo a los estados de activos importantes, profundizo la pobreza, la degradación ambiental.

Centroamericana también es conocida por el alto grado de vulnerabilidad socioambiental, y dado que es una zona con múltiples amenazas existe el riego latente que fenómenos naturales y sociales con frecuencia finalizan ocasionando desastres. El 28 de octubre de 1998 el huracán Mich azotó Centroamérica dejando en evidencia la alta vulnerabilidad socioambiental de la región. Los terremotos en El Salvador (2001), el huracán Stan (2005), huracán Félix (2007), huracán Ida (nov. 2009), la tormenta tropical Ágatha (Junio. 2010), han impactado las cosechas, la infraestructura vial y productiva. La infraestructura educativa y para la salud, provocando escasez de alimentos, disminución puesto de trabajo y sometiendo a los estados en espiral y endeudamiento publico para la reconstrucción. Sin mencionar el impacto de las epidemias provocadas por el rotavirus, el dengue, las enfermedades respiratorias y gastrointestinales. Así como el alto grado de inseguridad ciudadana especialmente en Guatemala El Salvador y Honduras. La corrupción el crimen organizado se han vuelto males endémicos.

Existen Riesgos de impactos negativos de los Tratados de Libre Comercio en las poblaciones marginadas del Desarrollo Humano Sostenible (educación, salud, soberanía alimentaria,etc.) cuando estos tratados se suscriben entre economías tan desiguales como son la de Centroamérica con países y regiones como son Estados Unidos y la Unión Europea. Las economías más pequeñas, como las naciones centroamericanas, junto a países andinos, enfrentan los mayores riesgos económicos, sociales y ambientales en las negociaciones. Para complicar aún más las cosas, entre los cinco países con el mayor riesgo, cuatro de ellos ha negociado separadamente otros acuerdos de libre comercio y como región con los Estados Unidos y Unión Europea (Nicaragua, Honduras, Guatemala, El Salvador)