¿Quienes somos?
¿Quienes somos?

ACUA es una organización no gubernamental, que se gesta por decisión de un grupo de profesionales y miembros de comunidades con amplia experiencia en cooperación y trabajo comunitario. Comparten valores solidarios y compromiso con el desarrollo de familias más empobrecidas del país. Su objetivo general es reducir los niveles de pobreza y vulnerabilidad a través de la implementación de programas estructurados de trabajo y de sistemas gerenciales que le permitan el uso eficiente, eficaz y transparente de los recursos. Las personas que conforman ACUA, han venido acompañando a poblaciones rurales desde 1985 en la ejecución de programas y proyectos desde diversas organizaciones no gubernamentales. Han acumulado una basta experiencia y reconocimiento del qué hacer en las comunidades. Además pretende desde sus inicios conservar su autonomía institucional de agrupaciones partidarias, grupos religiosos o de motivaciones de lucro personal que menoscaben los fines institucionales, se funda a finales del 2004 y es constituida jurídicamente en febrero del 2005.

IEPALA comenzó a trabajar en El Salvador en 1962. En los años 70 participamos desde organizaciones sociales muy elementales de carácter barrial en el discernimiento de problemas políticos producidos a nivel de fraccionamiento de ciertas fuerzas políticas que se decían progresistas y populares. Desde ese momento, acompañamos al movimiento campesino y al movimiento de pobladores en sus reivindicaciones y en sus procesos de organización. No podemos eludir nuestra relación estrecha con las fuerzas sociopolíticas que desde ese momento surgen en El Salvador. Durante el conflicto, IEPALA participó de manera muy intensa tanto en la creación de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en El Salvador, como en los movimientos campesinos y barriales que se dan en todas las ciudades. Desde IEPALA también acompañamos a los refugiados y desplazados a los países limítrofes en su retorno, contribuyendo a la creación de las primeras ONGs como es el caso de CORDES. con la que estuvimos trabajando con mucho compromiso en Chalatenango, El Lempa, La Libertad... Respetando siempre la decisión de las organizaciones, en muchos momentos tuvimos que distanciarnos de aquellas políticas que no desembocaban directamente en las bases sociales populares. Una de esas crisis se da en torno de CORDES y su personal, de donde, por diferentes motivos, tienen que salir los actuales dirigentes de ACUA que ya venían trabajando en temas de sostenibilidad con enfoque de género y en programas específicos de organización social popular, ante problemas como el agua, la vivienda, el desarrollo agroecológico, el fortalecimiento cooperativista...La decisión de IEPALA, de seguir apoyando la lucha contra la pobreza y la organización social popular, coincide en estos momentos con la forma de hacer de ACUA