Cooperación al desarrollo > ¿Dónde estamos? > África Austral > Paises > Angola > Convenio Regional Angola - Municipalismo y Descentralización > Alejandra Massolo, integrante de la RED MUJER y HABITAT de América Latina, (...)

Entrevista

Alejandra Massolo, integrante de la RED MUJER y HABITAT de América Latina, por la organización América Latina Genera

19 de noviembre de 2010

Alejandra Massolo, integrante de la RED MUJER Y HABITAT de América Latina, participó en el evento por su experiencia como investigadora social en temas de género y desarrollo. América Latina Genera se acercó a ella para que compartiera algunas reflexiones con nosotras. ¿Cómo situamos las políticas de la descentralización en el debate del desarrollo?

El debate sobre el desarrollo antecede a la discusión y formulación de las políticas de descentralización. En América Latina, los procesos de descentralización se dieron a partir de la década de los 80, en el pasado siglo, en distintos estados, cuando se inician procesos de reformas de los estados nacionales para movilizar recursos y competencias y atribuciones hacia niveles subnacionales, sobre todo hacia municipios. La descentralización se asocia al desarrollo en cuanto a potenciar el desarrollo local, en la medida en que se redistribuyen más competencias sobre el desarrollo a los gobiernos locales. Pero esto no es estrictamente cierto, ya que los procesos de descentralización en América Latina, que han sido muy diversos, en general han tendido una limitada redistribución de los recursos económicos y financieros hacia los gobiernos locales. En ocasiones se ha considerado que la descentralización del poder mejora y facilita el ejercicio de sus derechos a las mujeres.

¿Que opina sobre esto?

No esta dicho en las políticas y en los procesos de descentralización que eso sea cierto. Ni implícito ni explícito. La descentralización tampoco implica automáticamente democratización, ya se puede descentralizar hasta en regimenes dictatoriales y autoritarios. La descentralización por si misma es un instrumento, un medio, no puede garantizar el cumplimiento, ni la promoción de los derechos de las mujeres.

¿Qué cambios institucionales se requieren para que en los procesos de descentralización participen más las mujeres?

Cambios importantes son lo que se deben implementar en las estructuras de los Gobiernos Locales, ya que su diseño institucional y estructuras son obsoletos, en su mayoría, inadecuados para adaptarse a las nuevas competencias que tiene que cumplir, como son la defensa de los derechos de las mujeres y la implementación de planes y políticas de igualdad de género. Pero también debe haber cambios culturales que reconozcan la legitimidad de los derechos de las mujeres de sus aspiraciones, que cambien las relaciones de poder entre hombres y mujeres, la legitimidad de la participación en política de las mujeres.

A lo largo de estos días hemos visto algunas experiencias en las que en nombre de esta descentralización participativa, no cree que en algunos casos las asociaciones de base están solventando responsabilidades a gobiernos nacionales y locales.

Si y esto viene desde la crisis de la década de los 80, con la crisis económica y financiera, con las políticas de ajuste estructural, con la ideología de achicamiento del estado, privatización y desregulación. Las mujeres han tenido que soportar tanto en el plano colectivo, a través de organizaciones de base, han tenido que resolver las necesidades y mejoramiento de la calidad de vida de familia y comunidad. Hubo una descarga sobre las mujeres, sobre su capacidad de organización y eficacia para resolver problemas, lo que aumentó su jornada de trabajo, su desgaste físico y emocional. Sin embargo, hay que discernir esto del tema de participación de las mujeres en los gobiernos locales, que en general no facilitan la participación de las mujeres, ni de otras asociaciones de la sociedad civil, de hecho muchos gobiernos son reacios a esto incluso represivos.

Para reubicarnos ¿Cual sería el papel del poder nacional, y del poder local? ¿Y cuál el de la sociedad civil?

La descentralización es un medio o estrategia que involucra a todos los actores relevantes en el diseño de los procesos, es un proceso de reforma que lleva sus etapas momentos, alcances y metodologías. En este proceso, cada actor tiene que asumir sus compromisos, y lo que se ha visto en un balance después de 20 años de experiencia en este tipo de procesos, es que algunos actores se retiran de esos compromisos. Porque la descentralización implica descentralización de poder y privilegios, redistribución de recursos y funciones, hay reticencias.

Al estado central le toca sostener los principios y objetivos asociados a la descentralización.Se requiere voluntad política sostenida y un compromiso sostenido del estado central. En el caso de las autoridades locales, a veces les resulta incómodas porque tienen que asumir reformas, un nuevo papel de modificación de los modos de gestión, más trabajo más esfuerzos. Pero los actores municipales han de asumir su responsabilidad, con reformas profundas sobre todo, de la cultura política, de las relaciones de poder de los gobiernos locales y en la toma de decisiones y revisar la visión en relación a las mujeres y la participación ciudadana.

En cuanto al movimiento de mujeres, antes no, pero la descentralización hoy ya es parte de la agenda. El rol de la sociedad civil, como organizaciones de mujeres u otras relacionadas con asuntos municipales, su rol es el desafío, la permanente información y formación sobre la complejidad de los asuntos que implica la descentralización en al ámbito municipal, estar permanentemente actualizadas, tener agendas propias, bien argumentadas y sostenibles, las reivindicaciones de los derechos de las mujeres y de hacer valer en la agenda pública municipal las demandas de las mujeres como derechos legítimos en la nueva agenda municipal.

Algunas de las personas que han participado en esta conferencia han dicho que cuando las mujeres participan en políticas se enfocan las políticas hacia temas sociales y se mejora el desarrollo, ¿qué opina de esto?

Yo no creo en el esencialismo de género, no creo que las mujeres nazcamos virtuosas, ni que esas virtudes se trasladen a la esfera de la participación política, yo no estoy de acuerdo, no me asocio a esa visión esencialista. Las mujeres trasladan a la participación política su historia de vida, sus características personales, sociales, y por eso tenemos diversidad de mujeres en la esfera política.

Lo que si enfatizo el derecho político de las mujeres a participar en los espacios políticos, en los espacios locales, y en los diferentes niveles. Es un derecho político, poder participar en igualdad de oportunidad, no debemos preatribuir virtudes a las mujeres, que vayan trasladar al ejercicio del poder público, claro que queremos buenas gobernantas locales y buenas alcaldesas que hagan buen gobierno pero también queremos buenos gobernantes hombres, lo que pasa que a los hombres se les exige menos hacer buen gobierno que a las mujeres.

Para escuchar y leer la participación de Alejandra Masolo en la Canferencia haz clic aquí