Portada del sitio > Actualidad > Destacamos > En Defensa de la Cooperación Descentralizada

DECLARACIÓN

En Defensa de la Cooperación Descentralizada

Viernes 26 de octubre de 2012

El día 22 de octubre la FONGDCAM mantuvo una nueva reunión con los representantes de los grupos parlamentarios de la Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea de Madrid, Comisión que trata los asuntos de la Consejería de Asuntos Sociales del Gobierno Regional y en la que se integra la Dirección General de Voluntariado y Cooperación la Desarrollo dentro del nuevo organigrama del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

A esta reunión acudieron, por parte de la FONGDCAM Sonsoles García-Nieto Rivero, vocal de Relaciones con la Coordinadoras Autonómicas y Mª Mar Rosillo Blanco de la Secretaría Técnica, y por parte de la Comisión los representantes de los grupos políticos de IU, UPyD y PSOE, excusando su asistencia el PP por imprevisto de última hora.

En un ambiente de cordialidad y colaboración se abordó la situación de la cooperación madrileña ante el nuevo panorama político que presenta el gobierno regional y la previsión de nuevos recorte en los presupuesto del año que viene. Se informó a la Comisión sobre la Declaración en Defensa de la Cooperación Descentralizada que ha elaborado el Grupo de Coordinadoras Autonómicas, con el fin de recabar su apoyo.

Los Grupos invitaron a la FONGDCAM a acudir a la primera comparecencia del Consejero en la Comisión prevista para el 6 de noviembre por la mañana, donde se prevé que exponga cuáles serán las líneas principales de su gestión. También se analizó la posibilidad de pedir en un futuro próximo la comparecencia de la FONGDCAM en la Comisión para que exponga su posición ante la situación de la cooperación madrileña.

DECLARACIÓN EN DEFENSA DE LA COOPERACIÓN DESCENTRALIZADA

La movilización ciudadana impulsó, a principios de la década de los noventa, a las administraciones locales de nuestro país a incorporar la Cooperación para el Desarrollo -que se llamó ’Descentralizada’- entre sus competencias. El desempeño de estas políticas ha quedado legitimado por la Ley Reguladora de Bases del Régimen Local, los sucesivos planes directores de la cooperación española, la totalidad de los Estatutos de Autonomía recientemente modificados y 17 leyes autonómicas.

En un momento de cambio de paradigma, social y económico, estamos analizando el aporte de la cooperación descentralizada al objetivo de erradicar la pobreza y el hambre y combatir sus causas. Constatamos cómo al amparo del actual contexto de crisis se incumplen los compromisos sociales, políticos y económicos adquiridos en relación con la Ayuda Oficial al Desarrollo, y se cuestionan las competencias de las administraciones autonómicas y locales en esta materia.

Desde hace tres años las partidas destinadas a cooperación han ido disminuyendo de manera absolutamente desproporcionada respecto al agravamiento de la crisis. Esta merma en los fondos destinados para Ayuda Oficial al Desarrollo ha provocado el abandono de proyectos en los países empobrecidos y el despido de personal de las ONGD no solo en nuestro país sino también en organizaciones de los países en los que se coopera.

Concretamente en la Comunidad de Madrid en tan solo 3 años la ayuda oficial al desarrollo se ha reducido a menos de la mitad: el Plan anual de cooperación del 2009 contemplaba un presupuesto total de 41.506.832€, frente los 14.294.400 finalmente presupuestados en el Plan Anual 2012.

Precisamente en este momento es necesario resaltar el valor diferencial que aporta la cooperación descentralizada en el contexto de las políticas destinadas a la mejora de las condiciones de vida de las personas en los países empobrecidos.

Este tipo de cooperación, tiene entre sus objetivos el fortalecimiento de la Sociedad Civil organizada en articulación con el Poder Local. Sus proyectos tratan de contribuir a la descentralización del poder político trabajando fundamentalmente con administraciones locales en los países empobrecidos, fortaleciendo a su ciudadanía en la construcción eficiente de formas de democracia directa y participativa e impulsando procesos de desarrollo local con la integración de todos sus recursos y potencialidades.

Por todo ello, los grupos políticos de la Comisión Parlamentaria de Asuntos Sociales de la Asamblea de la Comunidad de Madrid suscribimos la presente Declaración:

Proclamando que la cooperación descentralizada es una política pública orientada hacia la reducción de la pobreza y la lucha contra las causas que la provocan, contra las desigualdades y la promoción de un desarrollo humano sostenible, en la que tienen especial implicación la sociedad civil y los gobiernos locales, tanto del Norte como del Sur

Valorando la pluralidad de orígenes, la diversidad de enfoques y la diferenciada especialización de las Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo que operan en el ámbito de la Cooperación Descentralizada ya que reflejan la pluralidad de nuestra sociedad y facilitan una mayor cercanía a las comunidades de los países empobrecidos.

Confiando en las palabras del anterior director general de cooperación al desarrollo, Javier Goizueta, que en el mes de abril de 2012 señalaba que “lo más importante del Plan de Cooperación es el compromiso de seguir haciendo cooperación en 2012 y también el compromiso de elaborar el plan cuatrienal 2013-2016.

Reclamamos el fortalecimiento de los espacios de participación y coordinación existentes en el ámbito estatal, la Conferencia Sectorial y la Comisión Interterritorial; en el ámbito autonómico, los Consejos de Cooperación y Comisiones Interterritoriales (donde las haya); y en el ámbito local, los Consejos de Cooperación y el refuerzo de sus medios ejecutivos para garantizar una verdadera articulación y una ayuda más eficaz.

Apostamos por potenciar el trabajo conjunto con la Federación Estatal de Municipios y Provincias (FEMP) a través de su Comisión de Cooperación, como espacio de referencia para la coordinación de los distintos agentes de cooperación en el ámbito local y la homogeneización de sus políticas.

Reconocemos y demandamos que se mantengan e impulsen los programas de sensibilización y de Educación para el Desarrollo (EpD) como ámbito estratégico de la cooperación descentralizada en la construcción de una ciudadanía global crítica, políticamente activa y socialmente comprometida con un desarrollo humano justo y equitativo para todas las comunidades del planeta.

Pedimos que el IV Plan Director de la Cooperación Española y de la Cooperación Madrileña se construya a partir de un proceso participativo amplio que tenga en cuenta el acervo de la cooperación descentralizada y sus lecciones aprendidas.

Reivindicamos que las distintas administraciones públicas retomen el compromiso de alcanzar el 0,7% de sus presupuestos generales destinados a proyectos de Cooperación para el Desarrollo, Educación para el Desarrollo y Ayuda Humanitaria.

Descargar Declaración (documento final)