Portada del sitio > Actualidad > Destacamos > Contra la criminalización de la PAH

Manifiesto

Contra la criminalización de la PAH

Martes 16 de abril de 2013

La Comisión de Defensa del Colegio de Abogados de Barcelona y la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Girona, junto con el Observatorio de Derechos Económicos Sociales y Culturales de Barcelona (DESC), Justicia y Paz, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), el Observatorio de los Sistemas Penales de la Universidad de Barcelona, el Instituto de Derechos Humanos de Cataluña y la Asociación catalana de defensa de los derechos humanos (ACDDH), han tenido conocimiento a través de los medios de comunicación de las declaraciones de la Delegada del gobierno español en Madrid, Cristina Cifuentes, que ha vinculado la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y su portavoz, Ada Colau, con "grupos filoetarres o proetarras".

Estas declaraciones se producen en un contexto en el que algunos miembros de esta plataforma ciudadana han sido víctimas de graves descalificaciones injuriosas, vejaciones, insultos e incluso amenazas de muerte que desbordan claramente el derecho a la crítica y la libertad de expresión reconocido en el artículo 20 de la Constitución. Y sobre todo, cuando cómo ocurre en este caso, son proferidas con amplia publicidad desde ciertos medios de prensa o desde las redes sociales.

Las entidades mencionadas consideran que estas actuaciones comportan una vulneración del derecho al honor y a la propia fama de las personas afectadas reconocido en el artículo en el artículo 18.1 de la Constitución. Además suponen una manifestación de desprecio y de descrédito absolutamente contrarias al ordenamiento jurídico español que pretende impedir que los ciudadanos ejerzan sin coacciones su legítimo derecho de protesta.

Las entidades mencionadas entienden también que utilizar la cuestión terrorista para descalificar a activistas de derechos humanos y a afectados por las hipotecas resulta una actitud frívola y absolutamente peligrosa. En primer lugar, porque banaliza un fenómeno que ha causado mucho sufrimiento a la sociedad en general y, en particular, a las víctimas directas que lo han sufrido.

En segundo lugar, porque se usa contra personas que han rechazado claramente los postulados de ETA, dando muestras públicas de su pacifismo y de su apuesta por la no violencia. Finalmente, porque desconoce la dramática situación de miles de familias desahuciadas, víctimas de abusos condenados por tribunales europeos, y que en cambio no han recibido ninguna respuesta concreta por parte de las instituciones públicas.

Por todo esto, las entidades mencionadas consideran que es necesario parar de inmediato los ataques indiscriminados dirigidos a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y a su portavoz, Ada Colau. En caso contrario, se estará aceptando una deriva peligrosa, que en un momento de crisis y de ajustes severos, comportaría una inadmisible criminalización preventiva de la protesta ciudadana y la desnaturalización de derechos fundamentales para la existencia de una sociedad democrática.