Portada del sitio > Actualidad > Actividades > “Las contrapartes tenemos un mismo objetivo: trabajar con y por los (...)

En Bolivia

“Las contrapartes tenemos un mismo objetivo: trabajar con y por los pueblos”

Jueves 15 de septiembre de 2011

Durante cuatro años, organizaciones de Bolivia, Paraguay, Ecuador y Colombia caminarán de la mano para luchar contra la vulneración de los derechos humanos de los pueblos indígenas y afrodescendientes.. Según Rosa Wilma, representante de CEDEAL, socio local en Ecuador, afirma que todas las organizaciones implicadas tenemos un mismo objetivo: trabajar con y por lo pueblos”.


El Convenio “"Fortalecimiento de capacidades humanas e institucionales de las poblaciones indigenas guaraníes y de afrodescendientes, altamente vulnerables a situaciones de violación de derechos humanos y violencía de género, en Paraguay, Bolivia, Colombia y Ecuador, con posibles acciones en otros países de la zona" tiene como objetivo aumentar y consolidar la capacidad de estos sectores de la población, con el fin de que puedan ejercer sus derechos sociales, políticos, culturales. Todo ello, acompañado con un enfoque de género. En este sentido, Oscar Ayala de Tierra Viva en Paraguay, apuntó la importancia de empoderar a las poblaciones indígenas y afrodescendientes a ser actores de derecho: “ El gobierno les puede decir a las comunidades guaraníes que tienen derecho a la tierra, sin embargo no les enseñan cómo demandar ese territorio”.

En este proceso abierto de lucha contra la injusticia que viven estas poblaciones, las organizaciones socias en coordinación con IEPALA pondrán en marcha una serie de acciones en cada uno de los países. Según Carlos Rodríguez, director del departamento de cooperación de IEPALA, comenta que el convenio no es una “suma de proyectos”, donde cada organización hace su proyecto. Dentro de esta dinámica, será posible conseguir “leer la realidad de los países a través de la experiencia vivida de los socios locales”.

En la actualidad los pueblos indígenas y afrodescendientes continúan estando desprotegidos, aislados y puestos fuera de las renvindicaciones políticas. Por este motivo, Carlos Rodríguez incide en que la base de este convenio se centra “en la protección, defensa y reconquista del territorio de estas poblaciones”.

Por otro lado, según Andrés Guido Nakab, coordinador del área de América Latina en IEPALA, afirma que el convenio considera al “territorio como algo más que una tierra. En este sentido, no hablamos en términos de desarrollo, sino de demanda de derechos básicos”.

El camino abierto por estas organizaciones ha comenzado con la seguridad de lograr un aumento en las capacidades de estos pueblos para poder defender sus derechos humanos. Rosa Wilma, de CEDEAL, tiene un sueño: “Cuando termine todo este proceso espero que mi gente se conciencie, se empodere de conocimientos y que piense de diferente forma a la hora de defender nuestros territorios, de luchar por ellos, y que sintamos que ese territorio no es sólo para nosotr@s, sino que es para futuras generaciones.”

Ver en línea : Ir a la web del Convenio