Portada del sitio > Actualidad > Actividades > Incremento de la violación de derechos humanos de la ciudadanía en Guinea (...)

Análisis

Incremento de la violación de derechos humanos de la ciudadanía en Guinea Bissau

Martes 11 de junio de 2013

Guinea Bissau continúa atravesando una difícil situación coyuntural, agravada desde el golpe de Estado del pasado 12 de Abril de 2012. Diferentes organizaciones de la sociedad civil guineana denuncian que la situación de los derechos humanos en el país se ha ido deteriorando de forma preocupante. Son numerosos los casos de violación de los derechos humanos de la ciudadanía que se están registrando, acompañados de un fuerte clima de impunidad que pone en riesgo la estabilidad social, económica y política de Guinea Bissau.

El último informe publicado en Febrero de 2013 por la Liga Guieense de Direitos Humanos (LGDH), expone el estado actual de los derechos humanos en el país y dedica un espacio al análisis de la situación tras el golpe de Estado del 12 de Abril de 2012, denunciando que “desde entonces, se instaló en el país un clima de auténtico ataque a los derechos humanos tales como la suspensión abusiva e ilegal del ejercicio de los derechos y libertades fundamental, como manifestación, prensa, expresión y reunión. A todo esto, se suma un enorme aumentó del coste de vida y una consecuente crisis social, marcada por la suspensión de la ayuda y de la cooperación para el desarrollo de los principales donantes internacionales, y por la incapacidad de las autoridades de transición en cumplir con las obligaciones del Estado, en especial para asegurar el funcionamiento de los servicios sociales, particularmente en los sectores de educación y salud”.

Esta cíclica inestabilidad política y militar ha llevado al país a un aislamiento en el plano internacional, debido al no reconocimiento de las autoridades que asumieron el poder tras el pasado golpe de Estado, exceptuando la CEDEAO, con un posicionamiento contrario al resto de la comunidad internacional.

La política de miedo y censura que se ha instaurado en Guinea Bissau desemboca en actos ilegítimos de intimidación, torturas, detenciones y desapariciones forzosas, y homicidios, cometidos principalmente por las fuerzas armadas, que interceden en las funciones de los poderes ejecutivo y judicial.

Según Amnistía Internacional, los arrestos ilegítimos y los malos tratos a manos de miembros del ejército violan también las obligaciones internacionales de Guinea Bissau en materia de derechos humanos. AI denuncia que el narcotráfico estaría en la raíz de la inestabilidad y los homicidios políticos y en las tensiones entre las autoridades civiles y militares.

*Escrito por Belén Alcolada, actual técnica de proyectos de IEPALA en Mozambique y durante año y medio, técnica de proyectos de IEPALA en Guinea Bissau.