Portada del sitio > Actualidad > Actividades > Inaugurado séptimo Festival Internacional de Cine de los Derechos (...)

La migración en clave crítica es protagonista

Inaugurado séptimo Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos

Miércoles 27 de julio de 2011

Sucre (Bolivia) 25 de julio 2011 .- Desde inicios de esta semana la “ciudad blanca” de Bolivia, es escenario de la séptima edición del Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos. La muestra de más de 70 películas, que van desde cortos hasta largometrajes documentales y de ficción, reúne realizaciones de más de 25 países que mantienen el foco común en explorar en clave crítica, temáticas sociales vinculadas a los derechos humanos, así como visibilizar el hecho migratorio y sus complejas derivaciones socio-culturales, económicas y políticas.

La jornada se inició la mañana del lunes 25 en Sucre, con proyecciones simultáneas que se extendieron en pases vespertinos y nocturnos, en los teatros 3 de Febrero, Cine Cooperativa y Universidad Pedagógica Nacional Mariscal Sucre, respectivamente. El turno inicial en la programación tocó a documentales del país anfitrión, México, Argentina, Chile, España, Brasil y coproducciones entre este último país y Paraguay, así como ibero-colombianas.

Las temáticas abarcaron desde la exigibilidad de derechos ante el ausentismo de estado, pasando por la denuncia a la violencia estructural e impunidad vigente en Ciudad Juárez y Colombia; hasta recorridos por la trayectoria vital de militantes y defensores de derechos humanos, más invisibilizados como el padre canadiense Mauricio Lefebvre ó ampliamente reconocidos, como el Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. Un sitial dedicado a la afrodescendencia

La cadencia y percusión características de los ritmos con raíz afrodescendiente acompañaron los actos inaugurales. Desde el mediodía la Saya afroboliviana de la provincia paceña de Los Yungas animó el patio de la Casa de la Cultura. Probó ser más que una expresión simbólica, el grito vivo por el reconocimiento de los derechos de quienes descienden de la diáspora africana, forzada por el colonialismo y excluida en derechos históricamente.

En palabras de Humberto Mancilla, director del Festival y realizador, “esta edición está dedicada al año de la afrodescendencia”, declarado este 2011 por la UNESCO, “y la llegada de la comunidad de Tocaña desde Los Yungas significa algo así como justicia de cine, un cine crítico que está a la altura de nuestra cultura”.

Música, proyecciones e inauguración oficial

A partir de las 19 horas, el Teatro Gran Mariscal de Ayacucho se colmó de asistentes que presenciaron actos de apertura desbordantes en color local, sonidos chuquisaqueños y yungueños. Ante el pleno público, Humberto Mancilla se declaró emocionado: “no sabíamos que el cine de los derechos humanos tendría tanta convocatoria”, expectativa coronada con la declaratoria del Festival como interés artístico, cultural y educativo por parte de la Asamblea Legislativa Departamental de Chuquisaca.

Tras la presentación de las cuecas y vals en tono chuquisaqueño, a cargo de El Dúo Rendón, se abrió paso la Saya afroboliviana, por segunda ocasión en el día, y se culminó con la entrega de distinciones, por parte de Pukañawi, a los valores artísticos que avivaron el escenario inaugural. La introducción del jurado oficial del Festival, conformado por 9 personas de variadas nacionalidades y con destacada trayectoria en el mundo cinematográfico, académico y artístico, fue la antesala a la presentación de la película brasilera “Besouro”, de Joao Daniel Tikhomiroff. La velada culminaría con un brindis para sellar la apertura del encuentro fílmico que se extenderá a lo largo de la semana y hasta el 31 de julio.

En el marco del festival se prevé una programación de actividades culturales paralelas como la exposición fotográfica “Los imaginarios de la migración, sueños y realidades”, conciertos, una Mesa Técnica de Migraciones y el primer Taller Iberoamericano de Cine Documental y Derechos Humanos a celebrarse en el país suramericano.

Cabe destacar que IEPALA ha suscrito un acuerdo de colaboración con el Centro de Gestión Cultural Pukañawi para traer a España una selección de las películas/documentales que resulten ganadores en esta edición del Festival. Está previsto que la muestra se organice para el próximo otoño en varias ciudades del Estado español en el marco de la línea de Cine y Derechos Humanos que IEPALA desarrolla desde hace varios años y por la que hace una importante apuesta como herramienta de sensibilización, educación y comunicación.

Ver en línea : Ir a la página web del Festival